Social y Solidaria

ARGENTINA EXPORTA VALOR

Noticias Cooperativas y Mutuales

ARGENTINA EXPORTA VALOR AGROINDUSTRIAL

Determinadas decisiones del Gobierno que han incluido incrementos de retenciones a agro alimentos, recientemente a los productos de la industria vitivinícola, del sector lechero y de chacinados; el conflicto por la exportación de cereales como el maíz y un complicado contexto regulativo y político, entre ellos la llamada brecha cambiaria; resultan un marco de situación obstructivo de exportaciones en general y que afecta especialmente las exportaciones agroalimenticias, que componen más de dos tercios del total en nuestro país.

Para Argentina exportar productos y servicios de agroindustria es exportar valor, puesto que los ecosistemas productivos vinculan a la producción agroalimenticia a otras cadenas como la del transporte y la logística, la maquinaria agrícola y la automotriz, la de insumos y aprovisionamiento, el financiamiento, los servicios, la tecnología de la información y la comercialización, entre otros.

Para tener en cuenta

El presidente de Coninagro, Dr. Carlos Iannizzotto señala:

“Aunque algún actor del cuerpo legislativo de la política considerara que exportar es una ´maldición´, es evidente que, estimativamente, en el 2020 unos 40.000 millones de dólares en exportaciones estuvieron compuestos por exportaciones de origen agroalimentario, lo que supone un 72% del total, una cifra porcentual nunca antes alcanzada en lo transcurrido del siglo XXI y que solo puede compararse con las que se obtenían como referencia hace más de 3 décadas.

Consideremos que el complejo con mayores exportaciones es el sojero. Este, junto al maicero, la carne vacuna, el trigo, el de la cebada y el de la uva son los únicos que exportan por más de mil millones de dólares al año.

Además, hay numerosos complejos mayormente integrados por pymes que resultan relevantes para las economías regionales en términos de generación de empleo y desarrollo local, por eso hacemos hincapié en la territorialidad y diversificación de los sectores productivos, tanto en producto como en destino, integrando la cadena de valor con una visión sustentable ambientalmente».

En consonancia con el trabajo que se está haciendo dentro de organizaciones como el Consejo Agroindustrial Argentino y la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, tomamos con agrado la medida que dejó en cero la alícuota en los Derechos de Exportación de determinadas economías, regionales, sin embargo, los productores necesitamos que esas medidas alcancen a otros complejos que requieren una revisión de su matriz impositiva con celeridad, como el caso de la lechería que atraviesa un sostenido marco de crisis y que representa casi 800 millones de dólares anuales en exportaciones o el caso de la vitivinicultura, donde el complejo de la Uva aporta mil millones de dólares anuales en exportaciones».

El sector de cooperativas dedicado a la actividad agroindustrial tiene una relevancia estratégica notoria en la Argentina, en tiempos en los que las cuestiones cambiarias adquieren un significado económico, financiero y político. En lo referido a la formación de precios, el tema medular es la brecha cambiaria”.

Se propone mayor apoyo a las Economías Regionales

Se advierte una diferencia notoria de tres provincias sobre el resto, por ello Coninagro propone un mayor apoyo a las Economías Regionales y a los sectores pymes agroexportadores, puesto que generaría una mayor participación del interior en el comercio exterior argentino; en ese sentido es que la entidad plantea en su Plan, un Acuerdo para la Inversión Productiva y el Empleo que sugiere descentralizar las políticas, redirigirlas hacia regiones, atendiendo la especificidad de cada producción y sociedad en particular, en síntesis la propuesta es federalizar la economía. En cuanto a la disparidad entre la capacidad exportadora de las provincias, uno de los desafíos es plantearse que si todas alcanzaran su potencial de desarrollo podrían estar en niveles similares.

Colofón

No puede ser que en Argentina todo sea motivo de conflicto, que todo se polarice, Así, como enseñó alguna vez el premio Nobel de química en 1977, el belga Ilya Prigogine; ´un sistema no funciona colisionando sus partes sino integrándolas´, cerró el dirigente rural.

Fuente: Coninagro

Compartir nota en Facebook