Social y Solidaria

ASOCIACION INTERNACIONAL DE LA MUTUALIDAD (A.I.M. )

A quién representa

Representa a Federaciones de Salud y de Seguros de Salud, en Europa y América Latina. Cuentan  con 58 miembros de 30 países. La membresía está compuesta por mutuales o Cajas de Seguros de Salud, la mayoría de las cuales se encuentran activas. En total se brindan coberturas de salud a 240 millones de personas a través del servicio de salud obligatorio o complementarios, siendo todas organizaciones sin fines de lucro. Algunas administran servicios de salud o seguro social.

Características

Sus miembros en Europa o América Latina son organizaciones independientes, democráticas, y cada una tiene derecho a voto. Los órganos de dirección son elegidos entre y por sus miembros, en Alemania por ejemplo votaron 56 millones de personas. Gozan de un alto nivel de autonomía y no son administradas ni por autoridades públicas ni por empresas comerciales, se basan en el principio de la Solidaridad y se comparten los riesgos, no hay una selección de riesgos. Los excedentes se reinvierten en la actividad y se usan para aumentar prestaciones o reducir primas. Estas son las fortalezas que los convierten en jugadores claves a la hora de organizar la Seguridad Social.

Debilidades

Pero también es vulnerable en una sociedad en que es más importante el consumismo que la salud de la población, y se obliga a las mutuales a cumplir los mismos requisitos que las Sociedades Anónimas. Por lo tanto, se decidió en la A.I.M. construir puentes en todos los continentes para compartir experiencias, y a pesar de las realidades distintas, se presentan los mismos desafíos, que tienen soluciones comunes.

Misión

El modelo mutualista facilita una sociedad más justa y equitativa. El  rol internacional de la A.I.M es defender a sus miembros, haciendo presión sobre las autoridades pertinentes.

Cuando la actividad concentrada es mayor, las mutuales tienen un rol para lograr una sociedad más justa, sin embargo, no se puede operar si el marco legal las discrimina.

Cuando las mutuales argentinas enfrentaron la amenaza que constituía la propuesta de una reforma tributaria que las incluía, no se la gravó porque se reconoció  el valor agregado de las mismas y de otros actores de la Economía Solidaria.

La A.I.M. seguirá trabajando por el mutualismo y por consolidar su unidad para obtener el reconocimiento que merece. asegurar la transparencia y la profesionalidad en sus actividades, siempre guiados por valores.

Sostendrá el compromiso con el desarrollo local y trabajará con los actores que toman  decisiones para lograr políticas públicas que pongan al bienestar de las personas por encima de las apetencias económicas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Deja un comentario