Social y Solidaria

MARÍA A. GÓMEZ URÍA: MUJER COOPERATIVISTA

*/

Noticias Cooperativas

MARÍA A. GÓMEZ URÍA: MUJER COOPERATIVISTA

María Argentina Gómez Uría, mujer cooperativista. Toda una vida dedicada a educar, promover y desarrollar el Cooperativismo y el Mutualismo Escolar.

Nacida en España, sin renegar de sus orígenes, ya en su nombre de pila traía proclamada la lealtad y pertenencia a esta nueva patria, a la que habría de servir y representar ante los foros mundiales durante el resto de su vida, como lo sigue haciendo en la actualidad.

Egresada de la Universidad Nacional del Litoral a mediados del siglo XX, ya por entonces puso en evidencia su espíritu valiente y voluntad transformadora al convertirse a ser una de las primeras mujeres profesionales en Ciencias Económicas del País.

Sin dudas la vocación de servicio, como imperativo de vida, la halló a María Argentina en su hogar y en su culto religioso, pero fue en la Doctrina Cooperativa donde encontró las herramientas prácticas para materializar ese impulso que es solo producto del amor al prójimo.

El destino la hizo radicar en las Sierras de Córdoba, donde desarrolló una prestigiosa actividad profesional en la ciudad de La Falda.

La idea de la “Cooperativa Escolar”

Fue su vocación docente la que canalizó esa necesidad de cristalizar utopías, de ir “…a las cosas” según nos pedía su compatriota Ortega y Gasset y así pergeñó y gestó la figura legal y asociativa de la “Cooperativa Escolar”.

En el año 1962 siendo profesora de la materia “Escritorio Modelo” -Gabinete de Contabilidad- en la Escuela Superior de Comercio Joaquín V. González -hoy IPEM 142-, propuso la creación de la “Primera Cooperativa Escolar de Crédito y Consumo Ltda. Joaquín V. González”, como una forma de aplicar en la práctica los conocimientos contables que enseñaba la escuela e introducir los valores, ideales y principios solidarios. Esta Cooperativa fue la primera Cooperativa Escolar del País y de Latinoamérica.

La profesora Gómez Uría encontró propicio ese ámbito para crear, a través de la Cooperativa Escolar, un emprendimiento que posibilitara a sus alumnos aplicar procedimientos administrativos y organizativos, demostrando además que existen instrumentos en la sociedad para canalizar los más nobles principios de la humanidad; que puede lucharse contra la injusticia y explotación que se desarrollan al amparo de organizaciones fundada en el egoísmo, anteponiendo y desarrollando al menos una de estas formas asociativas fundadas en la solidaridad: La cooperativa.

Entusiasmo y transformación

No existe realización personal más placentera y ajustada a Valores que emanan de la conciencia individual, que participar y trabajar en organizaciones creadas para beneficio de todos, en un esquema de esfuerzo propio y ayuda mutua.

En ese sentido los Principios internacionales del Cooperativismo fueron las normas rectoras e impulsoras en la vida y continuidad de esa cooperativa escolar.

Bajo los lemas: “formar cooperadores antes que cooperativas” y “mejor es formar que transformar”, María Argentina motivó la participación entusiasta de los alumnos y la Cooperativa comenzó a desarrollarse de manera regular y permanente, convirtiéndose en parte activa en la vida escolar y en el desarrollo de la ciudad de La Falda.

María Argentina Gómez Uría irradió por América y el mundo su tenaz dedicación a sembrar Cooperación, compartiendo generosamente sus loables propósitos y nutriéndose de las experiencias de otros países. Sus amplios conocimientos y experiencias sobre este asociativismo solidario los ha plasmados en una nutrida y rica bibliografía cooperativa.

Un secreto bien guardado

Ahora bien, ¿Cuál es el secreto de la adhesión recogida por la contadora Gómez Uría, a lo largo de tantas décadas? Su perseverancia en trabajar incansablemente, siempre y solamente para los demás, invitando a que la sigan, a crecer, a desarrollarse, mostrando para ello que existe un “instrumento” que permite canalizar los mejores valores individuales: la empresa y la Doctrina Cooperativa.

María Argentina, docente al fin, ha caminado por la vida sembrando; vertiendo simientes de capacitación; estímulo; Valores y ejemplo personal, sin detenerse jamás a contabilizar cosechas. Todo ello en la convicción de que siempre habrá semillas que fructifiquen y esa consagración vital no habrá sido en vano.

Homenajes realizados

Se le realizó un homenaje en el Congreso Nacional de Cooperativismo y Mutualismo Escolar desarrollado en Carlos Paz, provincia de Córdoba en Setiembre 2017 con el entonces presidente del INAES Dr. Marcelo Collomb y el presidente de la UICE CP Carlos Carranza.

En forma tardía, pero muy merecida María Argentina Gómez Uría, también ha sido reconocida por el Honorable Senado de la Nación con la distinción “Juana Azurduy de Padilla” por ser pionera en nuestro país al fomentar el Cooperativismo Escolar en todo el territorio nacional, que fuera otorgada por el Honorable Senado de la Nación Argentina, en el edificio corporativo de Sancor Seguros en Sunchales, provincia de Santa Fe el 6 de diciembre de 2018.

Colofón

Admiración y gratitud, eso es lo que sentimos los discípulos de María Argentina, aunque muchos han seguido caminos muy diferentes al quehacer cooperativo, no olvidarán jamás la impronta recibida -en especial cuando campea el desencanto-, de que existe un camino posible para salvar a la humanidad: el fundado en la Solidaridad, el Esfuerzo Propio y la Ayuda Mutua; ese camino que pudieron de jóvenes transitar en la “cooperativa escolar”.

María Argentina Gómez Uría no requiere, ni ha buscado jamás homenajes a su persona o labor. Somos nosotros, beneficiarios de sus desvelos y obra, los que necesitamos rendirle tributo, porque no la olvidaremos jamás, en especial, cuando debamos explicarles a nuestros hijos que es posible recrear un mundo mejor.

Enlace: Primera Biblioteca Archivo de Cooperativismo y Mutualismo Escolar

Antecedentes de la Dra. María Argentina Gómez Uría

– Nacida el 22 de enero de 1922.

– Contadora Pública Nacional.

– Española naturalizada argentina.

– Ciudadana sobresaliente de la ciudad de La Falda

– Dra. Honoris Causa en Cooperativismo Escolar Univ. de La Paz en Panamá

– Presidenta Honoraria de la Unión Internacional del Cooperativismo y Mutualismo Escolar -UICE-

– Coordinadora Continental de la UICE

– Presidenta Honoraria de la Célula de América Latina de Cooperativismo y Mutualismo Escolar -CALCME-

– Presidenta Honoraria de la Célula de Cooperativismo Escolar de América Latina

– Miembro del Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES-

– Mujer Internacionalmente reconocida Foro Iberoamericano de la Mujer y del Cooperativismo

– Mujer Argentina Americanista UMARA

– Coordinadora Continental de Cooperativismo Escolar de OCA

Obras de su autoría:

*Cooperativismo escolar y estudiantil en Argentina y el mundo. Intercoop editora Cooperativa Limitada. Edición 2003.

* El Cooperativismo en el aula. Nº 12-Series manuales. Ediciones Intercoop. 2ª ediciòn. 1983.

*Cooperativismo Escolar en el mundo. Dirección Nacional de Cooperativas, Buenos Aires. 1965.

*Contabilidad para Cooperativas Escolares Selección Contable. Buenos Aires. 1969

*Cooperativas Escolares. AECOOP. 1969.

*Doctrina y organización de Cooperativistas Escolares. Tomo 2, Editorial Bibliográfica Argentina S.R.L. Buenos Aires.

*La Educación Cooperativa en América como factor de cambio pacífico. UMARA. Buenos Aires.1973.

*Cuaderno de Contabilidad para Cooperativas Escolares en Enseñanza Media. Córdoba.1972.

* El Cooperativismo Escolar a Nivel de Enseñanza Media. Asociación Cooperativa de Ahorro y Crédito de los trabajadores de la enseñanza Trujillo. Venezuela. 1975.

*Enseñanza e importancia del Cooperativismo Escolar en América Latina y en el Mundo. Especial para Congreso del OCA en Bogotá, Colombia. 1971 y 1987.

*Cooperativas y Asociaciones Civiles, colaboración con Prof. Rodolfo Pittao en su libro “Contabilidad IV” M, Editorial Astrada, Buenos Aires. 1984.

Disponible en Video Homenaje:
https://www.facebook.com/476855595800655/videos/1038627726290103/?__so__=channel_tab&__rv__=all_videos_card

Compartir nota en Facebook
María Argentina Gómez Uría
María Argentina Gómez Uría
Marcelo Collomb - María Argentina - Carlos Carranza
Distinción Senado
Homenaje Senado

DRA. NÉLIDA LÓPEZ, MUJER COOPERATIVISTA

*/

Noticias Cooperativas

DRA. NÉLIDA LÓPEZ, MUJER COOPERATIVISTA

Impulsora de la formación de Cooperativas de Trabajo para continuar con la actividad de las Empresas Recuperadas por sus trabajadores, quedará en la historia como una militante del movimiento cooperativo, buscando una vida digna para los trabajadores y una sociedad mejor.

Nélida Aurora López nació el 9 de diciembre de 1938 en la Ciudad de La Plata.

Realizó sus estudios primarios en la escuela Rural N°83, su secundario en el Normal Nacional N°1, un terciario en Fonoaudiología y finalmente llevó a cabo su carrera universitaria convirtiéndose en Abogada en el año 1979. Posteriormente, en el año 1981 realizó un posgrado que la trasformó en Especialista en Derecho de la Empresa.

O sea que, para lograr su extensa formación profesional, recorrió varias casas de estudios para capacitarse técnicamente y llevar a cabo su deseo de cooperar para incluir a los más necesitados.

Desde siempre tuvo claro su deseo de ayudar al prójimo, y la conjunción de su formación y sus metas personales, se materializaron en la constitución de la Cooperativa de Trabajo Las Diagonales Ltda. el 4 de noviembre de 1986.

La misma nació a partir de la suma de voluntades de un grupo de docentes, abogados y contadores vinculados a jóvenes con discapacidades, que encontraron en la figura cooperativa un mecanismo de inclusión social y laboral.

Fundación de FECOOTRA

Desde aquellos primeros pasos y por muchos años, la Dra. Nélida López recorrió el camino de la cooperación. Junto al Héctor “el Gallego” Garay, tuvo la temprana visión de unificar a los trabajadores auto gestionados en una institución que los representaría políticamente.

Así fundaron FECOOTRA EN 1988. Juntos visitaron decenas de cooperativas, armaron ollas populares y resistieron junto a cada trabajador asociado que necesitó una mano cooperativa que lo acompañe en los momentos más difíciles. Desde 1992 hasta el año 2011, Nélida López formó parte del Consejo de Administración de FECOOTRA, participando activamente de la construcción política del movimiento.

Trasmitiendo el saber

A fines de la década del 90, Nélida iba junto a otros compañeros de la Federación a dar charlas de capacitación a la Cooperativa de Trabajo Máximo Paz, un peladero de pollos que sus trabajadores intentaban recuperar a través de la figura cooperativa.

Como en la sede de la cooperativa no había lugar y el predio contaba con espacio al aire libre, las charlas las llevaban a cabo debajo de los árboles. El amarillo del otoño, volvía el retrato pintoresco. Las charlas no eran obligatorias y participaba muy poca gente ya que no eran muchos los que podían comprender la importancia que tendrían esas capacitaciones algún tiempo después.

Cuando los compañeros perdieron la posesión de la fábrica, los trabajadores tomaron la planta y Nélida López acompañó con su presencia ese proceso. Además de acompañar la lucha, Nélida les explicaba a los compañeros la situación legal y los pasos a seguir para volver a producir. Fue en ese momento cuando uno de los trabajadores se acercó y le dijo: “ahora entiendo lo que usted nos quería trasmitir en esas charlas que daba debajo de las plantas. Cuando yo la veía pensaba: esa señora está loca, pero no era así. Usted tenía razón. Cuando podamos volver a producir, yo le prometo que le compro un ramo de flores y se lo regalo como agradecimiento”.

Ejemplo de militancia y acompañamiento a los trabajadores, Nélida recorrió decenas de cooperativas en las cuales ofreció su conocimiento para potencias sus procesos de lucha y producción auto gestionada.

Una anécdota: “La abogada cuchillera”

La crisis del 2001 hizo que la quiebra de empresas se vuelva una constante. En ese momento, Nélida y el Gallego acompañaron la lucha de los trabajadores de decenas de empresas que tomaban las fábricas para conservar su fuente laboral.

Entre esas empresas se encontraba la Ex Papelera San Jorge, hoy Cooperativa de Trabajo Unión Papelera Platense. Los obreros se acercaron a FECOOTRA para solicitar el acompañamiento y asesoramiento sobre recuperación de empresas y constitución de cooperativas. Fue entonces que Nélida se hizo presente en la fábrica para acompañar a los obreros en la toma, así como también para asesorarlos y representarlos legalmente.

Ante la presencia de medios de comunicación local y vecinos curiosos que se acercaban a la fábrica, Nélida vio la posibilidad de visibilizar el conflicto. Improvisadamente comenzó junto a los trabajadores a realizar pancartas para colgar en la puerta de la fábrica, para lo que tomó un cuchillo y comenzó a cortar ramas, papeles e hilos a la vista de todos. En ese momento, los medios locales tomaron algunas fotos y se acercaron para entrevistar a los presentes.

Nélida, que estaba pendiente de lo que sucedía, se abalanzó sobre los periodistas para ofrecer su testimonio, sin reparar en que aun llevaba el cuchillo en su mano.

Al día siguiente, los medios locales nombraban a Nélida como “La abogada cuchillera” de la Papelera San Jorge, que amenazaba a todo aquel que se acercara.

Si bien en ese momento se tergiversaron los hechos, lo cual no favoreció a los trabajadores, con el correr de los años la anécdota se hizo conocida en el ambiente cooperativo, destacando la actitud de Nélida por ser una compañera que pone el cuerpo para resistir y a su vez, es una profesional a la hora de defender los derechos.

Fundadora del Comité de Género FECOOTRA

La multiplicidad de factores que intervienen en el seno de las empresas cooperativas,justifica un espacio complejo. En ellas intervienen mujeres, hombres, niños y adolescentes atravesados por diferencias culturales, económicas e ideológicas.

En este contexto, las problemáticas de género se tornaron cada vez más necesarias de abordar para poder resolver cuestiones concretas. Es por eso que Nélida no dudo en fundar un Comité de Género de FECOOTRA, en el que pudieran participar las cooperativas asociadas.

También fue socia fundadora del Comité de Género de Cooperar.

Colofón

Esta luchadora, fue precursora en desinstalar las estructuras patriarcales dentro del cooperativismo de trabajo, peleando por los derechos de las mujeres y los hombres. Siempre entendió que la lucha continúa, que nada esta saldado y que hoy más que nunca es importante el respeto a la Equidad de Género en la sociedad y en nuestras empresas que pregonan al ser humano como eje fundamental.

Fuente: Cooperar y Comité de Género de FECOOTRA.

Compartir nota en Facebook

MARTA VERNENGO: VOCACIÓN COOPERATIVISTA

*/

Noticias Cooperativas

MARTA VERNENGO: VOCACIÓN COOPERATIVISTA

Cuando alguien dedica su tiempo a realizar acciones solidarias en servicio a la comunidad, con compromiso y pasión, con pura vocación y entrega, convencida de que ese hacer constituye la mejor obra de una vida, sin esperar nada a cambio, se hace doblemente merecedora del reconocimiento social. Por eso la entrega presente de esta sección está dedicada a una mujer mendocina, alvearense para ser más precisos.

Marta Vernengo, a través de muchos años contribuyó a fundar y sentar las bases de la educación y de la cooperación¡y lo hizo con alma!Su profesión le encantaba,la participación con sentido solidario en todos los ámbitos constituíasu mejor gratificación, alegría y recompensa, en tantola hacían sentirse bien con ella misma.

Siempre llena de proyectos y de hacer cosas, no pasójamás por su mente que esa entrega al otro y a los otros,fuera merituada y destacada. Como pocos lo entienden, Marta comprendió quecooperares conacción, es decir, trabajar con otros, juntos, en equipo, destinada a potenciar el territorio que se habita.

Con los demás hay un mejor sabor

“Lo que rescato de mi accionar es que los humanos sabemos genéticamente que juntos es más fácil; que los errores en conjunto se aceptan y superan con más naturalidad; que varios piensan mejor que uno; que todos tenemos algo para dar y que los triunfos logrados y entregados al conjunto tienen mejor sabor”, señala con pleno convencimiento.

Inicios en la docencia

Con esa cadencia tan típica, dulce y simpática de la región mendocina, Marta nos cuenta sus inicios en la docencia, actividad que acompañó y enriqueció con el cooperativismo.Así supimos que nació en la ciudad de Mendoza en diciembre de 1942, que con diecisiete años se recibió de Maestra Normal Nacional y partió hacia el sur de su provincia a trabajar en escuelas rurales de General Alvear, Carmensa y Malargüe.

“La ayuda mutua, la solidaridad y los principios cooperativos estaban implícitos en esas comunidades, porque de lo contrario era muy difícil vivir en ese ámbito.

Por otra parte, les hacía falta organización para llegar a las autoridades y peticionar lo que necesitaban y les correspondía.

Armamos compras comunitarias entre maestros, creamos en las escuelas, Cooperativas Escolares para fomentar la ayuda mutua entre los alumnos.

Desarrollamos junto al INTA clubes rurales en distintas escuelas para capacitación agrícola y cooperativa.

Junto a la Municipalidad, maestros y habitantes de un distrito pudimos concretar la instalación del agua potable. 

Organizamos el comedor escolar para cien niños,donde las cocineras eran las madres sin cobrar nada.”

Una anécdota graciosa

“Cuando llegué a Carmensa me hospedé en la finca de mi Directora, cuya casa era con piso de tierra y el baño una letrina separada de la casa, hecha con cañas, con una altura de no más de 1,50 m., sin techo, puerta de lona y un cajón con inodoro. Usando un día ese baño, siento el motor de un camión que pasaba por un camino interno que se dirigía al cementerio, en cuya caja iban varios adultos y niños.

Al instante escucho una voz infantil que me grita: ¡Adiós Señoritaaa! Solo atiné a levantarle el brazo respondiéndole el saludo.

Seguro que era un alumno, pero yo no pregunté quien había sido ni nadie me dijo nada. Lo tomamos como algo natural, porque todo el entorno era así, y había cosas más importantes que resolver.”

La camaradería ayuda

Su segundo destino docente fue en Malargüe. “Con invierno de hasta 20º C bajo cero, con botas caminábamos en la nieve para ir a la escuela. Ésta era muy confortable porque se llamaba Gendarmería Nacional y los gendarmes del destacamento nos ayudaban mucho.Con ellos hacíamos las compras comunitarias, los actos escolares con desfile por la única calle asfaltada del centro y los bailes para recaudar fondos.

El clima era gélido, pero eso no impedía que nos juntáramos de noche a jugar a las cartas o a conversar. La camaradería te ayuda a vivir en esos lugares”, recuerda.

La ruta de la miel

Rememora que junto a la Cámara de Turismo formaron la Primera Ruta Alimentaria con la miel que fraccionaban en la Cooperativa APIMEN, emprendimiento fruto de la formación lograda con los apicultores de la zona.

Una Cooperativa que era miel pura

“Mi esposo trabajaba en el INTA, encargándose del desarrollo de la apicultura en toda la provincia, por ello vivía armando cooperativas e incentivándolos para que crearan una fraccionadora para vender el producto con valor agregado.

Yo ya me había jubilado en la docencia tras una carrera como directora y supervisora, por lo tanto, aposté con trabajo y dinero para la concreción de Apícola El Nevado, la segunda planta de fraccionamiento en toda la provincia aprobada por el SENASA.

Después de diez años de mucho movimiento la continuaron un grupo de apicultores.”

El Barrio Jardín

Integró el Consejo de Seguridad representando a la Unión Vecinal del Barrio Jardín donde vive, el Sindicato de Trabajadores de la Educación, y también se hizo tiempo para participar de la Asociación y Mutual Educadores Provinciales Jubilados.

Junto a su esposo y otros amigos, fundaron y administraron la Cooperativa La Primera que con el Banco Hipotecario construyó el Barrio Jardín. Cuando se jubiló la convocaron para hacerla cargo de todos los comedores escolares del Departamento.

Labor en la Fundación CECSAGAL

“La Fundación CECSAGAL se creó allá por el 2012 para ayudar en las distintas necesidades delos sectores más necesitados del departamento. Nuestro lema es “ayúdanos a ayudar”. Se financia con un pequeño aporte mensual que realizan voluntariamente los asociados-usuarios del servicio eléctrico que suministra la Cooperativa de Electricidad, Consumo, Comercial, Vivienda, Servicios de Telecomunicaciones, Telefonía e Internet y Servicios Asistenciales General Alvear Limitada.

De esa manera se juntan entre 60 a 70 mil pesos mensuales, los cuales se dirigen a resolver las necesidades del medio. Se reciben los pedidos por nota y la Comisión de la Fundación se reúne, de la cual siempre he sido secretaria. Las instituciones o gente que realizan pedidos, son convocados a la reunión para que expliquen sus problemas y así poder darle la mejor solución. Hablando cara a cara ayuda a entenderlas situaciones que los papeles no te lo dicen”.

“Las escuelas también nos piden ayuda, hemos tratado de resolver necesidades y la parte de salud individual, De esa manera, con conexiones con gente de Mendoza, o de la Municipalidad, ayudamos muchas veces a conectar la luz, aportando medidores, ya que es una cooperativa eléctrica, con materiales, pilastras. En realidad, se hace mucho.

Este ha sido el cometido que ha tenido la fundación desde que se creó: ayudar con un aporte pequeño de muchos, lo que hace posible concurrir a solucionar los problemas existentes, las distintas necesidades.

El Consejo de Administración de la Cooperativa CECSAGAL también aporta cuando la circunstancia lo requiere. Trabajamos en conjunto con un grupo muy lindo, homogéneo, con ideas muy claras y precisas, gente grande y jóvenes, dispuesto a salir, a golpear puertas, a buscar, y a encontrar. No es cansador, lo recompensaba el sentirnos bien con el trabajo.”

“Tengo miles de anécdotas, tal como es la vida. Rescato lo que me ayudó a vivir. Porque tuve la posibilidad de ser directora y lo fui. Dos años, de la escuela más grande del Departamento, sin embargo, me sentía atada porque estaba todo hecho. Prefería las escuelas rurales porque allí podía realmente hacer Patria.”

Colofón

Magnífico ejemplo de una mujer imbuida de los valores y principios cooperativos. Por ello nos enorgullece recuperar su historia de vida, proyectándola al país y el mundo.

Compartir nota en Facebook
Directiva Mutual Jubilados - Marta Vernengo
Directiva Mutual Jubilados - Marta Vernengo
Apicultor
Apicultor
Asador criollo
Bodega Faraón
Bodega Faraón
Bodega Faraón
Bodega Faraón

MUJERES COOPERATIVISTAS: LELIA SARMIENTO

*/

Noticias Cooperativas y Género

MUJERES COOPERATIVISTAS: LELIA SARMIENTO

El Comité de Equidad de Género de COOPERAR recuerda a Lelia Sarmiento, quien fuera una cooperativista ejemplar. Ya no la tenemos con nosotros,pero su legado sigue más vigente que nunca.

Una mujer de avanzada

La vida de nuestra compañera Lelia Sarmiento fue tan larga, rica y valiosa, que no es tarea fácil resumirla, pero bien vale la pena el intento.

Nació un 16 de enero en la provincia de Corrientes, en la pequeña localidad de Santo Pipó, y vivió más de 80 años en los cuales creció personal y profesionalmente de manera constante.

Como mujer del Interior de nuestro país y de una determinada época, se atrevió a desafiar a todos los estereotipos y mandatos que la sociedad patriarcal, occidental y cristiana le adjudicaba a una mujer.

Llegada a la Capital Federal con el título de maestra bajo el brazo, comenzó a trabajar y, además de ocupar el cargo de directora de una escuela primaria, se inscribió en la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, de donde egresó con el título de licenciada en la primera promoción de egresados de esa carrera.

Su vida profesional y personal

Una vez recibida, comenzó a ejercer también esa profesión, que la acercó a la Cooperativa de Trabajo en Salud Mental – Ático – en 1986.

Completó su formación profesional en la Asociación Escuela de Psicoterapia para Graduados, donde se integró al Área de Prevención y a la de Psicoanálisis Implicado. 

En simultáneo a su crecimiento laboral y profesional, formó una familia con Manuel, con quién tuvo 3 hijos, hasta que también llegaron nietos y nietas. 

Por su actividad en la Cooperativa fue delegada ante el Foro de Instituciones de Profesionales de Salud Mental de la Ciudad de Buenos Aires, en el que llegó a ser tesorera.

Asistente y panelista en congresos nacionales e internacionales

Hasta el momento de su partida, el 24 de septiembre del año 2015, participó en múltiples espacios cooperativos, entre ellos:

-Cooperativa de Trabajo en salud mental Ático.

-Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud – FAESS -.

-Comisión de Asociados del Banco Credicoop, filial Villa Crespo.

-Comisión asesora de cooperativas del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, filial Buenos Aires.

-Comité de Equidad de Género de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar).

-Escuela Latinoamericana de Formación de Mujeres Cooperativistas.

Por todo esto decimos que fue una mujer de avanzada.

Recordamos sus palabras:

“Sentí que en esta organización y en estas acciones unía el decir con el hacer”

“La igualdad de género se logra construyendo otra economía”.

Colofón

Lelia Sarmiento fue distinguida por ÁTICO como Socia Fundadora Honoraria y el salón de reuniones lleva su nombre.

El Dr. Alfredo Grande, presidente de esta Cooperativa, la nombra como “nuestra amada inmortal”.

No es tarea fácil resumir una vida tan larga, interesante y comprometida. Esperamos que a través de estas sentidas líneas quienes no tuvieron la oportunidad de conocerla puedan tener una idea de quien fue nuestra querida compañera Lelia Sarmiento.

Fuente: Comisión de Equidad de Género de Cooperar.

Compartir nota en Facebook
Dr. Alfredo Grande- Lic. Lelia Sarmiento

MUJERES EN LA HISTORIA COOPERATIVA

*/

Noticias Cooperativas

MUJERES EN LA HISTORIA COOPERATIVA

Prof. Nilda M. Vogliotti de Murray

Signada por la vocación

A Nilda Murray, docente de primaria, algo inesperado le ocurre en un momento crítico de su vida.

Asiste a un curso de cooperativismo escolar, y su interés no tuvo límites, pues lo consideró una experiencia valiosa para su formación personal. La oportunidad llega en 1974, cuando le ofrecen hacerse cargo en la formación de la “Cooperativa Granjera” de la Escuela Juan Pringles de Laboulaye. Comienza un nuevo camino.

Esta experiencia en cooperativa escolar y de trabajo comprendía música, cerámica, cooperativismo y desarrollo agropecuario, cada una con su docente a cargo, donde las actividades se correlacionaban.  Funcionaba en un predio de 2 hectáreas, desarrollando apicultura, huerta, cunicultura, avicultura y porcicultura, con un encargado de la granja que vivía en ella. Todo esto se lograba con el esfuerzo compartido de alumnos, padres y docentes. Asistían otras escuelas de la ciudad y pueblos cercanos.

La experiencia le resulta maravillosa, pues le permite comprobar que en el trabajo cooperativo es posible dimensionar el amor, la solidaridad, y que los problemas de todos se viven como propios.

Red de experiencias

En 1975 transmite la experiencia a la Escuela de Complementación del Centro Educativo “Ricardo Gutiérrez” de Elena, Pcia. de Córdoba y en 1979 repite la visita con alumnos de su nuevo destino escolar.

En 1978 la trasladan a Río Cuarto a una escuela de barrio, donde implementa una Cooperativa Escolar,forma a los docentes, a los alumnos e integra a los padres al emprendimiento.

Paralelamente se fueron acercando cooperativas del medio e instituciones para compartir los eventos, realizar donaciones, abrir una cuenta bancaria que administrarían los alumnos. La presidenta del Consejo de Administración de la entidad escolar fue invitada a una gran fiesta de bancos cooperativos, siendo considerada como tal, a la par de los mayores.

Un taller que dio que hablar

En 1986, la Secretaría de Educación Cooperativa del Banco SYCOR Cooperativo Ltdo., la invita a integrar el equipo docente que dictará talleres con el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, en los que se capacitaron más de 900 maestros. El objetivo era promover la constitución de Cooperativas Escolares.

El taller iniciaba con un juego cooperativo que demostraba la personalidad de cada integrante, esto se conseguía a través de la observación y el trabajo sin hablar. En una oportunidad una maestra dijo: “¿Puedo hacer una pregunta? ¿Ustedes son docentes cooperativos o psicólogos? Porque la descripción es perfecta de cómo somos y actuamos”.Concluye que “los integrantes del equipo nos miramos y pensamos que la dedicación, el amor, la práctica solidaria todo lo puede.”

Siguen las tareas

-Fue invitada por el Ministerio de Educación de La Rioja para comenzar con el movimiento cooperativo siendo Gobernador Carlos Menem, que concurrió a las actividades. El material consistía en libros, láminas, filminas. El trabajo dio interesantes frutos.

-Es designada Coordinadora de Cooperativas Escolares con sede en la 4ta. Región Escolar de Río Cuarto, desde allí hace crecer el cooperativismo con un plan de trabajo abarcativo. Forma grupos generando experiencias concretas, fomentando la necesidad de integrar el cooperativismo a las asignaturas del curriculum en todos los grados. Los logros fueron singulares. “En un pueblo pequeño-relata-se sumaron las autoridades, los alumnos y los padres en la jornada que abarcaba todo el día, con juegos, comidas, bailes y actividades para descubrir con una guía, la historia del cooperativismo y su aplicación en Cooperativas Escolares.

-Integra la Comisión Provincial del Ministerio de Educación de Córdoba con la Mutual del Docente, para dictar talleres en escuelas de la provincia. Colabora en la elaboración de un documento de apoyo para docentes “Cooperativismo y Mutualismo Escolar”.

-Con la Contadora Gómez Uría de la localidad de La Falda, participa en jornadas cooperativas, y presenta trabajos sobre sus experiencias, recibiendo reconocimientos y premios en la Universidad de la Paz, Bolivia.

-Participa activa y desinteresadamente en la creación de la Cooperativa “Todos Juntos”, integrada por personas con discapacidades diferentes de Río Cuarto,ejemplo de convivencia y bienestar para sus integrantes.

Un reconocimiento inesperado

En 1989 se jubila. El último día de trabajo recibe la invitación de una escuela rural para inaugurar una Cooperativa Escolar. Un gran regalo de cierre de su vida docente.

Pero considera que la vocación docente impide detenerse y extiende su quehacer cooperativo en las escuelas privadas y particulares de otro nivel. Dicta cooperativismo en escuelas de nivel secundario y terciario “Maestras de Enseñanza Básica” en Alcira Gigena.

La vocación la va guiando

Se integra a la Célula latinoamericana de Cooperativismo Escolar en América, la acompañan el Profesor Ítalo Donda y docentes de Entre Ríos.

En 1990 recibe una invitación especial para transmitir su experiencia en la “Cooperativa Granjera”de Laboulaye,en el Congreso Mundial y Coloquio Internacional de Cooperativismo Escolar realizado en Trieste -Italia.

En 2006 fue convocada a presentar sus antecedentes para dictar cursos de Cooperativismo en la Universidad Nacional de Córdoba.

Colofón

A través de toda su vida que estuvo determinada por una fuerte vocación, llevó al Cooperativismo Escolar a ser fuente de inspiración para los jóvenes estudiantes a los que impulsó con ideales de un mundo más justo y solidario.

Compartir nota en Facebook
Nilda Murray

MUJERES EN LA HISTORIA COOPERATIVA

*/

Noticias Cooperativas

MUJERES EN LA HISTORIA COOPERATIVA

Lic. Alejandra María Gordillo.
Profesora Asociada Ordinaria e investigadora de la Universidad Nacional de Chilecito y Jefa de Relaciones Institucionales de La Riojana Coop. Vit. de La Rioja Ltda. 

Primera infancia con Valores Cooperativos

El primer acercamiento de Alejandra María Gordillo a la idea del cooperativismo data de su primera infancia, por cuanto proviene de una familia de productores cooperativistas.

Sus abuelos paternos, David y María Argina, habían fundado en 1939 junto a otros productores vitivinícolas de Nonogasta, en Chilecito, La Rioja, “Sociedad Nacarí Cooperativa Agrícola e Industrial de Nonogasta Limitada”.

Su padre se había asociado cuando ella era muy pequeña; y por esto es que se socializó en Valores y Principios Cooperativos; aprendió el significado de las decisiones democráticas adoptadas en Asamblea; la importancia y la responsabilidad social que implica ocupar cargos electivos, porque las decisiones que se adoptan impactaban en el conjunto de los miembros.

La Asamblea: chicos que jugaban y aprendían

Una vez al año, acompañaba a su familia a la “Asamblea”, esa reunión anual en la que participaban los mayores, mientras los chicos aprovechaban para jugar.

Cuando escuchaban aplausos sostenidos, y voces que se alzaban con alegría y expresiones de algarabía, sabían que había llegado la hora de ir a comer el asado, en una mesa larga donde compartían con abuelos, padres, tíos, hermanos, amigos.

Alejandra relata “cuando fui creciendo supe que el festejo se debía a que habían terminado la reunión anual, habían rendido cuentas e informados a los asociados y se habían elegido nuevas autoridades”

Valores que son para toda la vida

En esta “familia de cooperativistas” le inculcaron Valores que adoptó naturalmente y con el correr del tiempo supo que guardaban estrecha relación con esa doctrina:la Ayuda Mutua, la Responsabilidad, la Igualdad de oportunidades, la Equidad y la imprescindible Solidaridad en cada momento de la vida.

Le enseñaron y comprendió que cuando se trata de varias personas, es bueno tomar decisiones por consenso y que el Respeto hacia la persona debe primar siempre; cualquiera sea su condición social o económica.

Las circunstancias económicas llevaron a esa cooperativa a su disolución, y la oportunidad de continuar con la tradición familiar de ser asociada, desapareció por el momento de su lugar en el mundo.

La Riojana: llegó con una oportunidad

Alejandra vuelve a relacionarse con el cooperativismo, cuya Doctrina y Principios habían permanecido latentes en su memoria, en 1992, cuando la convocaron a trabajar en “La Riojana Cooperativa Vitivinifrutícola de La Rioja Ltda”; espacio en el que se desarrolló profesionalmente, y en el que continuó aprendiendo y confirmando día a día que el cooperativismo es una Doctrina y que susP rincipios humanizan las relaciones societarias.

Esa constatación, le brindó la convicción para transmitirla y difundirla en cada proceso o pieza comunicacional o en los encuentros de capacitación con los jóvenes que tomarían la posta de la conducción; en los ciclos de formación de los nuevos empleados, e incluso con los clientes, mostrándoles la importancia de comercializar productos que provienen de una concepción social de la economía.

Comercio Justo

Pero es quizás el proyecto de Comercio Justo de La Riojana Coop., el que más hondo caló en su esencia cooperativista, porque a través de él pudo tomar parte en la definición de políticas institucionales que se plasmaron en mejoras socio-económicas para los asociados, los empleados, sus familias y la comunidad en general.

Su participación directa en este proyecto la llevó a formar a los empleados en los Principios del Cooperativismo para que pudiesen integrarse activamente a la “Asociación de Comercio Justo” que los nuclea, para que tomaran decisiones democráticamente; asumieran que su derecho a participar es independiente de su condición económica y que sus decisiones son autónomas.

Palabras de una protagonista

Son innumerables los ejemplos que cita en los que vio plasmada la esencia cooperativa en su experiencia de vida:“quizás fue el proyecto de Comercio Justo el que más me acercó a lo medular de la Economía Social y Solidaria, ya que fui designada para llevar adelante este proyecto, articulando entre “La Riojana”, el ente certificador y los empleados, que fueron los primeros beneficiarios de la certificación.

A ellos debía instruirlos sobre los lineamientos del cooperativismo para que pudieran actuar en consecuencia con el proyecto y adoptar decisiones que impactaran socioeconómicamente en ellos, sus familias y la comunidad; para que trabajaran en el desarrollo socialmente sustentable y se empoderaran tomando decisiones democráticamente.

El desafío fue enorme, pero valió la pena, porque pudimos consolidar la esencia solidaria del modelo en grandes beneficios para todos”.

Siempre y para todo: educación

Su vida tuvo un amplio y fuerte atravesamiento por esos ideales solidarios, constatando que no son utópicos. Su área de trabajo en la Cooperativa es la Educación, la Formación y la Comunicación.

Desde este rol intenta llegar con un mensaje claro y convincente sobre la naturaleza y los beneficios del cooperativismo. Es la manera en la que asume el compromiso con la comunidad que postula el Cooperativismo.

Colofón

Por eso expresa que las oportunidades y las circunstancias que se nos presentan en el camino nos permiten elegir. Yo opté por éste,porque sentí que en esta organización y con estas acciones unía el decir con el hacer, e integraba como mujer mis convicciones más profundas,-aquellas que me inculcaron desde muy niña-, con proyectos posibles que apuestan a una sociedad más justa, solidaria e inclusiva”.

Compartir nota en Facebook
Lic. Alejandra Gordillo
Lic. Alejandra Gordillo
Alumnos en La Rioja
Miguel Ángel Tespidi
Miguel Ángel Tespidi
Lic. Alejandra María Gordillo
Lic. Alejandra María Gordillo