Social y Solidaria

Juan José Sagardía

*/

Importante actividad de la Mutual Jerárquicos Salud

Comienzo de la Mutual

En 1990 surge la posibilidad de formar un gremio de los bancarios, y luego, se fundó la mutual en el año 1994. Se comenzó a dar un servicio de salud complementario al de la obra social sindical. Cuando en 1997 se puso en vigencia la libertad de opción de los asalariados, comenzó una etapa de gran actividad para la mutual. En 1998 se presentó un plan integral para todo el país. Más de 20 años brindando el servicio de salud. Primero, a través de otras obras sociales, y a partir de 2007, con matrícula propia.

El servicio se brindó siempre de la misma manera: con el concepto de la libertad, se llegó a los pueblos a través de convenios con Colegios de Profesionales. Al paciente le dan el padrón, no les dan una cartilla; y eso le permite al asociado elegir el médico con el que quiera atenderse. Lo otro es comercial.

La Mutual fue creciendo por el buen servicio que se brindaba, sin filiales, primero entre los bancos y después entre otros órganos oficiales. Las filiales no son necesarias porque se utiliza un Sistema con el servicio que da la tecnología.

Se comenzó con el fax y un `0800´, que se fue actualizando tecnológicamente. Actualmente se atiende a los asociados durante 11 horas diarias.  El país tiene 2.164 localidades, y se llega con el servicio de salud a más de 1.200; o sea en más del 50 % del país. Eso se debe a que se busca llegar a los pueblos dándoles dignidad. En cada pueblo, aunque haya 10 asociados da igual, porque el médico está adherido al servicio médico central.

Otra cosa que distingue a esta Mutual, es que quién aporta, conserva la Obra Social incluso después de jubilarse, por lo que de alguna manera se está supliendo al PAMI.

La Obra Social

Fue un esfuerzo muy grande conformar la Obra Social. En la Superintendencia no se cumple ni se respeta la ley vigente (Ley N° 23.661, art. 16 y 17), por lo que hubo que hacer dos veces el trámite. Por eso, junto a los colegas bancarios se encaró este desafío. Se buscó imponer el derecho al cuidado de la salud, ya que en el interior del país no se brindaba ese servicio. En aquel tiempo, mucha gente se unió a la Mutual porque no tenía otra opción.

Educación

En cuanto al Servicio de Educación, la inquietud llegó porque al Señor Juan José Sagardía, Presidente de la Mutual, le ofrecieron que se hiciera cargo de una escuela de la ciudad.

Sin embargo, el Ministerio de Educación dijo que no se podía, por lo que se comenzó a trabajar con el nivel inicial, luego con el nivel primario y después con el nivel secundario.

A la vez, se cuenta con una escuela terciaria que ofrece dos carreras: Seguridad e Higiene Laboral, y Enfermería. Además, se creó una Fundación para dar lugar a una universidad.

Un país mejor

Brindar el servicio de salud es darle dignidad a la familia, y dar educación es generar hombres probos y eso es Patria. Si todas las mutuales se transformaran también en escuelas, el país sería otro, porque ese era el mensaje de los abuelos inmigrantes. Lo que se hizo fue continuar con el origen de la Patria.

La educación sería el gran impulsor del desarrollo. Siempre se les dice a los alumnos que de la escuela de la mutual tiene que salir el Presidente de la República. El mutualismo tiene que participar activamente de la política.

Capacitación y deportes

La inversión que se hace en capacitación es muy importante, sin importar en qué área. Son capacitaciones para los integrantes de la entidad, así como para la comunidad en general.

También la Mutual se ocupa de un Club con distintas disciplinas deportivas, pero todo enfocado hacia la salud.

Colofón

Dice el Presidente de la Mutual Jerárquicos

Juan José Sagardía:

“El sistema financiero califica a la gente, las mutuales no. Cuando `miro para atrás´ me siento muy bien. Me siento satisfecho de todo lo realizado. Corresponde que los que están conmigo lo sigan. Nunca imaginé lo mucho que crecería la mutual, pero a medida que comienza a haber exigencias, uno también tiene que crecer.”

Y nosotros decimos:

 “Como mutualistas y ciudadanos argentinos, nos enorgullece la obra realizada por el Sr. Juan José Sagardía, que como dirigente ha sabido elegir y conducir a sus colaboradores; como visionario, ha detectado la clave del desarrollo y como trabajador incansable ha dedicado su vida a construir un país mejor sin amilanarse por todas las dificultades que se le han presentado”.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Edgardo Form

*/

Edgardo Form

El Presidente del IMFC recibió la distinción “Gdor. Enrique Tomás Cresto – Líderes para el Desarrollo” instituida por el Senado de la Nación, La Federación Argentina de Municipios, La Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales y el Club Shalom.

El galardón fue entregado por el Intendente de Concordia, Enrique Tomás Cresto (nieto), en reconocimiento a “su aporte al Desarrollo Económico integrado de América Latina, por la trascendencia de su labor y su aporte al bienestar de la sociedad”.

El Sr. Edgardo Form manifestó sentirse honrado y lo recibió en nombre de sus compañeros cooperativistas porque el aporte a la transformación de la sociedad no es individual sino colectivo, aunque constituye un estímulo para seguir trabajando, ya que cuenta desde el principio con el apoyo incondicional de su familia.

Actualmente es Presidente de Cooperar, teniendo una trayectoria de 47 años en el cooperativismo.

Conduce y es editorialista del programa radial “Desde la gente” que se emite por AM 770 Radio Cooperativa y otras emisoras, dedicado a la Economía Solidaria.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Rosa Josefa La Fico Guzzo

*/

Rosa Josefa La Fico Guzzo

Notables del Mutualismo

Fundadora de la “Asociación Mutual de Trabajadores Municipales de la Matanza” el 09 de Mayo de 1986, que estaba impulsada por el sindicalista Gerónimo Izzeta, quien fue su guía en el camino del mutualismo, preparándola para tomar a cargo la entidad. El 24 de abril de 1986 se logró la personería jurídica, y el 9 de mayo de ese año se inauguró formalmente la mutual, porque fue el día que el Monseñor Bufano podía venir a bendecir las instalaciones.

El primer servicio que se brindó fue el de recreación, llevando a los niños a distintos lugares. También teníamos una proveeduría, con artículos que comprábamos en el Mercado Central de Buenos Aires. Se armaban bolsas de verduras, por ejemplo, que se vendían a precios muy accesibles.

Comenzó con 50 fundadores y cada uno puso su granito de arena. Hoy es una populosa entidad que cuenta con la policlínica médica “Sol de Vida” con un quirófano para intervenciones pequeñas, que no requieren internaciones, y que posee todas las especialidades inclusive odontología con consultorios totalmente equipados.

En su extensa gestión se construyó un barrio de viviendas, que pudo ser relanzado luego de haber quedado estancado durante la crisis de 2001. La mutual compró un predio, que constaba de 674 lotes, ya subdivididos. La gente compraba los lotes y edificaba allí.

Además, siempre se brindó subsidios por nacimiento, casamiento y fallecimiento. Los servicios de turismo nacional e internacional y la proveeduría han crecido mucho. Los comercios adheridos cubren distintas necesidades (salón de fiesta, casa de deportes, ropa de vestir, corralones, artículos para el hogar, etc)

También se otorgaron préstamos personales y se desarrolló el Centro de Estudio “10 de Febrero” donde se brindan cursos oficiales como el de inglés, computación, electricidad y fotografía.

Se emprendió una guardería, pero se la tuvo que cerrar ante la falta de apoyo oficial, por eso se decidió atender a los abuelos. La idea provino del titular de PAMI de La Matanza. Esta idea prosperó y toda la mutual se puso a trabajar en esto. En el Centro de Día para adultos mayores, se realizan distintas actividades (educación física, huerta, talleres de manualidades, teatro, danzas, festejo de cumpleaños, etc), se cubre el desayuno, la merienda y el almuerzo.

Rosa La Fico Guzzo comenzó en la Municipalidad de La Matanza, donde ingresó durante el gobierno del Partido Intransigente. En la Provincia de Buenos Aires estaba Alende como gobernador.

Al poco tiempo ingresó a trabajar como cafetero Federico Russo, quien luego fue Intendente de La Matanza que la hizo entrar en la política de manera intensiva.

En 1973 se propone un cambio en el Sindicato y la proponen ingresar como Secretaria de Actas. Trabajaba por la mañana en la municipalidad y por la tarde en el Sindicato. Al poco tiempo, el Secretario de Acción Social del Sindicato renunció y quedó a cargo de esa área también. Fue la primer Secretaria Adjunta mujer que hubo en el país.

La relación fue muy buena con todos, pero con opiniones divergentes. En ese momento Gerónimo Izzeta le plantea fundar la mutual.

En 1989, la designaron Secretaria de Acción Social de La Matanza.

Rosa La Fico Guzzo solía decir “hemos tenido etapas muy difíciles en el país, de las cuales no hemos aprendido lo necesario. Los argentinos sufrimos de amnesia, y siempre pensamos que lo de los de afuera es mejor que lo nuestro. Creo que faltan hacer muchas cosas, sería tonto negarlo. Otras cosas hay que mejorarlas, y nos cabe a los que tenemos mayor experiencia una responsabilidad muy importante”.

“Mucha gente habla ligeramente de asistencialismo y no comparto la visión simplista que muchas veces se tiene. En La Matanza, cuando yo trabajaba en el Ministerio de Acción Social, había 179 asentamientos y villas de emergencia. No es poca cosa. Sin embargo, por ejemplo, la Villa Palito, que era muy problemática, se ha convertido en el Barrio Almafuerte. Algo similar ocurre con otras Villas, como la 2 de Abril o la Santos Vega. Hay un progreso muy importante, que muchas veces no se transmite.

En La Matanza se muere de hambre el que no tiene ganas de trabajar, porque trabajo hay. Esta es la realidad.

Hay gente que dice que las cooperativas de trabajo surgidas de planes sociales no son exitosas. Yo creo que depende del referente político que tenga cada cooperativa. Nosotros supervisamos dos cooperativas y no toleramos a nadie que no trabaja. No aceptamos ‘ñoquis’. Es la única manera de lograr que el país siga creciendo.

Hace pocos días estuvimos en una actividad con 2.000 jóvenes de La Matanza. Yo participé en una mesa, que contaba con 33 jóvenes participantes. Fue emocionante escucharlos. Salí gratamente sorprendida de allí. No pedían nada fuera de la realidad, sino que querían trabajar por el país y por su comunidad. Si ayudamos a los jóvenes, creo que seguiremos creciendo. No coincido con la visión negativa sobre nuestra juventud.

Tenemos que luchar por lo que tenemos, por lo que hacemos, no destruir lo realizado por el sólo hecho de que lo hizo otro. Tenemos que dejar de ser egoístas y pensar únicamente en el beneficio personal.

Me acuesto pensando qué haré el día siguiente y me levanto agradeciéndole a Dios por haberme dado un día más y pensando en no desaprovecharlo. Si me tengo que definir, soy una ‘laburante’. Quizás no todo me sale bien, pero siempre lo intento. Pongo el corazón en lo que hago, lo que incluso me hizo estar delicada de salud. Espero que cuando no esté más, se me recuerde como alguien que hizo algo por los otros”.

Nota de la Redacción: Recordamos a Rosa Josefa La Fico de Guzzo del modo que ella quería que la recordaran: como una persona notable dentro del mutualismo. Siempre tenía un sueño, y cuando se concretaba, quería cumplir con otro. La apoyaba toda su gente a la que estimulaba con sus ideales y su pasión y también la apoyábamos nosotros de todo corazón.   

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Lic. Roberto Bereciartúa

*/

Lic. Roberto Bereciartúa

Para ocuparse del prójimo eligió como su lugar en el mundo a las entidades de la Economía Social y Solidaria

Por su trayectoria, su reconocida capacidad y la esclarecida visión de la problemática social lo consideramos una personalidad notable.

El Lic. Roberto Bereciartúa está radicado en la ciudad de Rosario, Pcia. de Santa Fe.

Es Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales recibido en Universidad Nacional de Rosario.

Entre otros muchos cargos, también se desempeñó como Concejal en la Ciudad de Rosario entre 1995 y 1999. En esa función impulsó una serie de medidas a favor de cooperativas y mutuales. Entre ellas, por su iniciativa se realizaron las “Primeras Jornadas de Mutualismo, Estado y Comunidad”, en la ciudad de Rosario. Uno de los propósitos que lo inspiraron fue que participara el pueblo para poder así instalar en la comunidad y en las autoridades la problemática de las mutuales que tenían tratamientos fiscales diferentes según cada jurisdicción.

Por su iniciativa, a fin de reconocer la actividad de las mutuales que fueron las primeras entidades que atendieron la salud de la población, se declaró Entidad Benemérita a la Asociación Española de Socorros Mutuos, eso implica que el municipio tenga un reconocimiento y tratamiento especial para con las entidades beneficiadas con esta distinción.

Luego, en 1998 impulsó la declaración de Entidad Benemérita a la Mutual Unione y Benevolenza, que tiene más de 150 años.

El Centro Unión Dependientes que fue creado en 1884, fue la primera entidad de obra social de empleados de comercio, ya que aquella época no había sindicato, cuando los empleados vivían en los sótanos de los locales en los que trabajaban. Su horario laboral era entre 12 a 14 hs. por día, no existían los derechos para ellos en 1884. Eran, como hoy se califica a quienes son explotados, realmente trabajadores esclavos. Fue la primera entidad en la que sus propios empleados conquistaron derechos que hoy otorgan las mutuales. Por eso el municipio no debe tratarla como entidad común, porque fue pionera en el otorgamiento de beneficios sociales.

Ya en tiempos cercanos a la actualidad, el edificio del Centro Unión Dependientes que era muy codiciado, por entre otros la Bolsa de Comercio de Rosario, para que no se lo expropiara impulsó que fuera declarado Patrimonio Cultural de la Ciudad, por lo que actualmente no se le puede dar otro destino.

Creó el primer Registro Municipal de Cooperativas de Trabajo, al efecto de que sean tomadas como proveedoras del Estado, para aquellos pequeños proyectos de mantenimiento de edificios públicos y que sean contratadas en forma directa. De este modo estos emprendimientos pueden tener continuidad.

Redactó el proyecto mediante el que se declaró a Rosario “Capital Nacional del Mutualismo”, que presentó en la Cámara de Diputados un legislador de otro signo político al de esta personalidad notable, lo que significa el respeto que se le ha dispensado.

Presentó un proyecto para que se coloque el logo del Mutualismo en un lugar visible del acceso principal a la ciudad de Rosario.

También trabajó para que el Laboratorio de Especialidades Médicas, que es del Municipio, sea proveedor de sus propios hospitales y de las Mutuales que tengan Farmacia, aunque como él dice, todavía es una asignatura pendiente.

En marzo de 1998, siendo concejal se contactó con varias mutuales de ayuda económica de localidades sin servicios bancarios. Por lo que los pobladores del sur de Santa Fe, debían trasladarse a localidades vecinas para el pago de impuestos provinciales y nacionales, como también para el cobro de sueldos provinciales y de jubilaciones. Por tal motivo, logró que se firme un convenio entre el Banco Municipal de Rosario y entidades de la Economía Social y Solidaria Regional. De esa manera las mutuales comenzaron a atender esos servicios, convirtiéndose en una «extensión» de un banco, facilitando el acceso a toda la población que los necesitase. Este fue el comienzo de una etapa de alianzas, entre una banca de fomento y entidades de ayuda económica sin fines de lucro, abriendo el camino para aumentar la operatoria conjunta, el desarrollo compartido y la democratización del servicio financiero. Alrededor de una veintena de mutuales se sumaron al sistema que aún hoy sigue vigente y que fuera el antecedente más concreto de un convenio, recientemente firmado por la Federación de Entidades Mutualistas de la Pcia. de Santa Fe con el Banco Municipal de Rosario.

En cuanto a su visión de la realidad actual argentina, Bereciartúa afirma que “el crecimiento económico tiene un motor principal que es la producción y el comercio exterior de granos, que no sólo genera recaudaciones record para el Estado, sino que, pone en movimiento, sectores del comercio interno, ramas específicas de la industria nacional, importaciones para el sector y un gran impulso en la construcción. La otra cara, muestra en lo social, que todavía padecemos consecuencias de las políticas públicas de los´90, por lo que se mantiene la fragmentación de la sociedad, la violencia social, una profunda brecha entre la marginalidad, la exclusión, la indigencia, pobreza, frente a los sectores que se benefician con el crecimiento económico. El Estado hace esfuerzos positivos con programas de asistencia, pero da la sensación que todavía no alcanzan”.

En cuanto al futuro de las Cooperativas y Mutuales, se aseguraría con la elaboración de un “Plan Nacional de Fomento y Desarrollo del Sector de la Economía Social y Solidaria”. Participando de su elaboración, el Estado Nacional, las Provincias y Municipios, junto a la más amplia representación del Movimiento Cooperativo y Mutual y las Universidades Nacionales de cada región. Una planificación a largo plazo, al margen de los mandatos políticos de turno, es un reaseguro, frente a políticas públicas de corto plazo, o reacciones espasmódicas de emergencia. Como el accionar de la Economía Social y Solidaria, es transversal a todos los ministerios de la Estructura Gubernamental, debería crearse para tal fin, una Unidad de Gestión que dependa directamente de la Presidencia de la Nación, con la coordinación del INAES, involucrando a todos los ministerios, convocando de igual manera a las Provincias, y aplicando una participación creativa y democrática de todos los actores, para que dicho Plan sea de todos y el compromiso de su elaboración, cumplimiento y defensa sea una causa común del Estado y el sector.

El Capitalismo de Mercado, sigue prevaleciendo frente a los valores, principios y conductas propios de la Economía Solidaria; si no fuera así, la Argentina sería otra. Todos tenemos responsabilidades, de que esto ocurra. Tenemos responsabilidades propias del sector, con nuestras debilidades a la hora de la difusión, formación y concientización de pertenencia e identidad con «otra economía» a la que representamos; con escasa conciencia, más bien «inocentemente» funcionales al modelo capitalista, sin proponernos encabezar un proceso de cambio en el país. Tenemos fortalezas, pero no hay que perder tiempo, porque las amenazas «externas» no dan tregua, y la concentración de la riqueza y el poder económico dejan poco espacio para nuestros buenos dirigentes o funcionarios bien intencionados, pero muchas veces están solos a la hora de confrontar ideas, valores o intereses del Sector”.

Por su preocupación por los demás, desarrolló una muy amplia actuación en entidades de la Economía Solidaria como Idelcoop; Coop. de Industriales Metalúrgicos de Rosario; Residencias Cooperativas de Turismo; I.M.F.C.; Tarjeta Cabal del Banco Credicoop; Miembro del Consejo de Administración de TURISCOOP; Docente de la Fundación de la Federación Agraria; Director Nacional de Desarrollo y Fomento de la Secretaría de Acción Cooperativa de la Nación; Secretario a cargo de la Dirección de Coop. y Mut. de la Municipalidad de Rosario; Delegado de la C.A.M.; en varias oportunidades ejerció la docencia hasta en el nivel universitario, especialmente en materia de cooperativas y mutuales, entre otras muchas actividades que desarrolló.

Pero sobre todo, se trata de una persona notable con pasión por la Economía Social y Solidaria.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Ing. Agr. Carlos Weirich

*/

Ing. Agr. Carlos Weirich

Notables del Cooperativismo

Dirigente cabal, comprometido con los principios y valores humanistas del cooperativismo desde su infancia.

En su extensa y fructífera trayectoria cooperativista el Agr. Weirich fue Presidente y supo guiar dignamente los destinos de la Cooperativa Eléctrica Ltda. Overa en los años 1.991 hasta 1.994 y también fue Consejero de la misma, Consejero de la Federación de Cooperativas de Electricidad de Misiones (FECEM); Consejero de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud (FAESS) y de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR), cofundador de varias cooperativas. Fue Presidente de FACE –Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad- entre 1997 y 2003. Antes había ejercido los cargos de Revisor de Cuentas, Consejero y Prosecretario. También desempeñó el cargo de Vocal del Directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), en representación del sector cooperativo.

Solía recordar que a los cuatro años de edad presenció una reunión en el patio de su casa, en la Colonia Guaraní, provincia de Misiones, en la que un grupo de colonos, incluyendo a su padre, se ponía de acuerdo para constituir una cooperativa que les permitiera acceder al servicio de electricidad. Poco tiempo después, fundaban una cooperativa tealera, la misma a la que el Agr. Weirich se mantuvo asociado destinando allí siempre la producción de té y yerba mate de su chacra.

En una conferencia que dictó en 2010 destacó la importancia de la integración cooperativa, sosteniendo su prédica constante en pos de la unidad del sector de la Economía Social y Solidaria afirmando que «el movimiento cooperativo está en deuda consigo mismo y con el país en materia de proyectos integradores. No podemos darnos el lujo de no generar nuevos proyectos y nuevas ideas. Tenemos todas las posibilidades de ejercer una posición de convocatoria, tenemos que asociarnos con aquellas entidades sin fines de lucro con objetivos sociales, para generar proyectos en común. Hay que reunirse, juntarse, estar en contacto con las otras instituciones, porque las comunidades necesitan de las cooperativas. Tenemos que profundizar nuestra ética solidaria».

En una nota dirigida a su esposa, el Presidente y el Secretario de FACE, José Álvarez y Eduardo Santos respectivamente, expresaron –representando el sentir de todos quienes integran la federación «que su vasta trayectoria ha dejado una huella, nos sentimos orgullosos de haberlo podido contar como uno de nuestros más distinguidos dirigentes, reconociendo su desempeño con honorabilidad y siendo un destacado hombre de bien y de sólidos principios».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Lic. Blas José Castelli

*/

Lic. Blas José Castelli

Con el título de Licenciado egresó de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Económicas de la Universidad del Museo Social Argentino especializándose en cooperativismo y mutualismo.

Durante 46 años ininterrumpidos, cumplió funciones en la Administración Pública Nacional, ocupando, entre otros, los cargos de Director Nacional de Cooperativas, Gerente General del INAM -Instituto Nacional de Acción Mutual-, Interventor Normalizador del INAC -Instituto Nacional de Acción Cooperativa- y Subsecretario de Estado de Acción Cooperativa de la Nación.

En 1972 se le encomendó organizar el Instituto Nacional de Acción Mutual,

desempeñándose en este organismo como Gerente General y Director Secretario del Directorio.

Representó al Gobierno Argentino en encuentros internacionales sobre cooperativismo y mutualismo realizados por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por invitación de Diputados y Senadores del H. Congreso de la Nación, participó en la redacción de anteproyectos de leyes referidos a temas de la economía social.

Fue fundador y primer Vicepresidente del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo.

Intervino en las reuniones del Consejo Federal de Cooperativas y del Consejo Federal de Mutualidades. Integró la comisión organizadora del IV Congreso Nacional de Mutualismo y de la comisión que analizó los proyectos presentados por los delegados.

Participó en congresos y encuentros nacionales e internacionales como expositor y panelista. Estuvo en la reunión constitutiva de la Organización de Cooperativas de América (OCA) y colaboró en la organización de la Alianza del Mutualismo de América (AMA).

Profesor de “Historia y Doctrina Cooperativa” y de “Legislación Mutual” en la Universidad del Museo Social Argentino, integró el Consejo Superior de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Económicas de la misma como Director de la carrera de cooperativismo y mutualismo.

Dictó clases en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires que organizó el CENCOES -Centro de Cooperativas y Otras Entidades de la Economía Social. 

Entre sus obras pueden citarse: Mutualismo y mutualidades; Sistema mutual y estatuto; La Asociación Mutual, fines, organización y normativa; Cooperativas y mutuales; Camino a la economía social; Elementos esenciales para el éxito en la acción mutual; Los pioneros de Pigüé; Preguntas y respuestas cooperativistas; Cartilla de cultura cooperativa; La formación personal del cooperativista.

Ya no está entre nosotros, pero durante muchos años ha sido colaborador de periódicos y publicaciones de la especialidad brindando generosamente sus conocimientos y aportes.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Miguel Ángel Olaviaga

*/

Miguel Ángel Olaviaga

Con una personalidad dedicada a la Economía Solidaria, fundando y presidiendo numerosas entidades con fines sociales desde ser cofundador de la primera Obra Social de los Mercantiles, hasta liderar actualmente el Grupo Gesta que nuclea a un grupo de cooperativas y mutuales, cuenta con una esclarecida visión como dirigente.

Promueve la práctica de los Valores y dice: “La razón nos asiste cuando además de la verdad, también nos asiste una conducta”. “Cuando el ser humano logra verdadera satisfacción por lo que proyecta, llega a la forma más sublime del amor, que es ser feliz tratando de hacer felices a los otros”. Afirma que las Mutuales son para el servicio, las Cooperativas para la producción, y la Educación para todas.

Ha trabajado realizando importantes aportes para que haya más cantidad de casas de estudios.

Y entiende al Amor como la posibilidad de ser feliz haciendo felices a otros.

Este incansable hacedor, que lleva los principios y valores como bandera, ejemplifica al hombre nuevo que la humanidad necesita.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Dra. Lidya Ketty Martínez

*/

Dra. Lidya Ketty Martínez

La personalidad de la Dra. Lidya Ketty Martínez, está signada por su vocación de servir al prójimo ya que siendo médica especializada en obstetricia, en el ejercicio de su profesión trajo 10.000 niños al mundo. El próximo día 16 de octubre cumplirá 50 años de haberse recibido de médica.

Ya sea como directora médica de un Hospital o de una Fundación siempre tuvo inquietudes que la acercaban a la Economía Solidaria, como cuando fundó la primera Mutual de Médicos de San Martín y 3 de Febrero.     

Como Presidenta de la Mutual Universitaria generó la confianza necesaria en sus asociados que permitieron que la mutual superara una crisis, en un momento  en el que parecía no haber soluciones. Y esto es reciente.

Un ejemplo de que las dificultades no son impedimento para completar y seguir con una buena obra.

La Dra. Lidya Ketty Martínez no pasa inadvertida para todos nosotros.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter