Social y Solidaria

Noticias Cooperativas

COOPERATIVAS DE EMPRESAS RECUPERADAS: EN SITUACIÓN LÍMITE

“Las cooperativas de trabajo, empresas recuperadas en general salvo las que producen alimentos que están contempladas en el decreto como servicios esenciales, estamos cerradas con el tremendo impacto económico que esto implica”, dijo Federico Tonarelli, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas Autogestionadas (Facta) y vicepresidente del recuperado Hotel Bauen, que ya lleva 17 años manejado por sus empleados”.

“Habíamos reclamado ser incluidos en las medidas que anunció el gobierno a través de los ministros Matías Kulfas y Martín Guzmán, al día siguiente el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social sacó una resolución diciendo que las cooperativas y mutuales estábamos incluidas, pero quedamos afuera, agregó el dirigente”.

Qué medidas se necesitan:

-Se necesita que los servicios no se corten al no poder ser pagados por las cooperativas, las facturas vienen acumulando, pero ahora reciben un golpe de gracia al no poder ser abonados ni siquiera los planes de pagos pautados.

-En lugar de créditos a tasas bajas necesitan subsidios ante la ausencia de ingresos hasta que pase la cuarentena y se pueda volver a levantar las persianas.

-Así como el gobierno anunció que extenderá el Programa de Recuperación Productiva a empresas que no puedan pagar salarios, las recuperadas reclaman que la Línea Uno -Asistencia de Trabajo Autogestionado del Ministerio de Trabajo-, sea extendida a las cooperativas, porque sería su equivalente.

-Respecto de la cuestión impositiva, al igual que fue anunciada una baja y postergación del pago de los aportes patronales, las empresas autogestionarias como mínimo piden no pagar el monotributo.

Afirma Federico Tonarelli que “si no se toman estas medidas será un golpe letal para las cooperativas; estamos de acuerdo con la cuarentena, es un buen momento para pensar en la renta básica universal para todo el mundoque es superadora de la Asignación Universal por Hijo -AUH-, porque se viene un corte de la cadena de pagos y un quiebre y cierre generalizado para quienes trabajamos en el mercado interno”.

Ejemplo Caso Madygraf

Además, informó qué, en plena crisis por el Coronavirus, la empresa Edenor amenazó a la imprenta recuperada Madygraf (ex Donnelley) con proceder a cortar el suministro de energía. “Edenor nos ha aumentado desde 2016 un 1000 por ciento la tarifa de luz. Con mucho esfuerzo venimos afrontando un pago mensual de 400.000 pesos a costa de ver reducido considerablemente nuestros salarios, por ende, la comida de nuestros hogares”, dijeron los gráficos en un comunicado.

Mientras a Edenor y otras distribuidoras de energía, el gobierno de Macri condonó deudas de más de 45 mil millones de pesos, a las fábricas recuperadas como MadyGraf, que hace más de cinco años se sostiene pese a todas las dificultades, se le exige un pago de 1.000.000 de pesos, lo que obliga a los trabajadores a tener que elegir entre pagar la luz o comer.

Esta planta podría estar produciendo hoy folletos para que toda la población pueda recibir un instructivo con información fidedigna sobre los cuidados necesarios para enfrentar esta situación.

A modo de ejemplo, la ley que en Bolivia condonó el 50 por ciento del pago de agua, luz, gas y telecomunicaciones mientras dure la emergencia por el Coronavirus.

Empresas recuperadas

Surgen en la crisis del 2001, las empresas manejadas por sus trabajadores son unas 400 en todo el país, y dan trabajo a alrededor de 15 mil familias. Durante el anterior gobierno fueron muy golpeadas por los tarifazos, y a pesar de todos estos años de resistencia ahora sienten que siguen llegando tiempos oscuros, ya que están ante una situación límite. Además de ser una salida laboral concreta, se han caracterizado por tener una actividad de solidaridad social.

Colofón

Así como el Bauen alojó a todo aquel que necesitaba hospedarse en la CABA, Madygraf (ex Donnelley) imprimió miles de cuadernos que fueron donados a estudiantes y maestros. El planteo es que podrían ser proveedores privilegiados del Estado y producir a menores costos que sus competidoras en cada rubro.

En el actual contexto de pandemia, el Hotel BAUEN de Corrientes y Callao podría también aportar sus camas en caso de que se necesiten, así como las cooperativas textiles podrían fabricar barbijos.

El dirigente Federico Tonarelli terminó diciendo que “Es una decisión política incluirnos para que aportemos menor costo, buenos materiales por fuera del mercado especulativo”,

Fuente: Página 12

Compartir nota en Facebook
Cooperativistas en el Balcón
Federico Tonarelli
Federico Tonarelli
Cooperativas en Ferro - Foto Ansol
Cooperativas en Ferro - Foto Ansol