Social y Solidaria

Noticias Mutuales

DRA. ROSA RODRÍGUEZ: CONAM EN EL CONGRESO

Convocada por la Dra. Soledad Carrizo, presidenta de la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y de ONG de la Cámara de Diputados de la Nación, el 18/08/2020 en el marco del Ciclo “Experiencias, desafíos y propuestas del Tercer Sector para la post pandemia”.

Dra. Rosa Rodríguez – presidenta de la Confederación Argentina de Mutualidades de la República Argentina -CONAM

En nuestro país hay 3.500 mutuales con matrícula vigente, que contienen a 10 millones de personas mutualizadas. En cada una de las 23 provincias, así como también en el Distrito Federal, a lo largo y a lo ancho del país tenemos asociados a nuestras entidades que reciben bienes y servicios de una mutual, esto lo destaco porque hay un entramado mutualista muy importante que en otros países no se da.

El impacto de la pandemia

Cuando en el mes de marzo debimos enfrentarnos al Covid 19, las mutuales reaccionamos de manera inmediata para encarar como debíamos realizar nuestro trabajo, se armaron Comités de Crisis, que debían ocuparse de hacer frente a la misma. 

Por un lado, teníamos que cumplir con el Aislamiento Preventivo Obligatorio, dispuesto por el Poder Ejecutivo, pero por otro lado teníamos la obligación de continuar brindando los bienes y servicios a nuestros asociados.

El trato personal era al que estábamos acostumbrados; siempre nos caracterizamos por el trabajo de manera presencial, pero tuvimos que modificar esto radicalmente.

Proceso de adaptación

El mutualismo argentino actuó de inmediato ante la crisis pandémica, y se privilegió en todo momento la continuidad de las prestaciones y de los servicios ya que comenzamos a hacer uso de los canales y plataformas virtuales y digitales que teníamos a nuestro alcance.

No solo los directivos de una entidad o sus empleados tuvimos que adaptarnos rápidamente al trabajo online; sino que también tuvimos que asesorar a los asociados, para que pudieran conectarse con nuestras entidades, y a utilizar también las herramientas electrónicas para hacer uso de los servicios de este modo.

Obviamente hubo que digitalizar todos los procesos de trabajo, porque si bien utilizábamos herramientas informáticas, no lo hacíamos en semejante magnitud y ahora debíamos implementarlas.

Los casos concretos

Hay muchísimas mutuales que brindan el Servicio de Salud, que generaron plataformas online y comenzaron a atender a los pacientes a través de estos sistemas, por video llamadas, por Zoom y también se envían electrónicamente las recetas, a las farmacias y a los pacientes.

Muchas de estas entidades, poseen Sanatorios, Centros de Atención Primaria y cumplieron siempre con las guardias respectivas. Se realizaron campañas de vacunación preventiva contra la gripe y se atendieron todas las urgencias de manera presencial.

A partir del 6 de abril del corriente año, a las mutuales de Ayuda Económica se las tipificó como actividad esencial y empezaron a trabajar de manera presencial. Su trabajo se hizo de manera coordinada con los Municipios y Gobiernos Provinciales, asistiendo y ayudando a micro emprendedores, a pymes y a clubes.

Las entidades que tenían servicios de hotelería y centros recreativos, rápidamente se pusieron a disposición de Municipios, Gobiernos Provinciales y Gobierno Nacional para el aislamiento de los pacientes y para improvisar hospitales de campaña.

Se trabajó mancomunadamente entretejiendo redes con las organizaciones de la comunidad y las secretarías sanitarias respectivas.

Somos y fuimos generadores de acciones solidarias, hacia la comunidad, con toneladas de alimentos enviados a comederos, merenderos, brindando elementos de higiene personal, materiales sanitarios, y también aportando tecnología.

Muchas mutuales hicieron Ayudas Económicas con tasa cero y a pagar en 60 cuotas, no solo para los Asociados, sino también para que la comunidad pudiera obtener los elementos sanitarios, aparatología y la tecnología que necesitaba.

Las mutuales dijeron ¡Presente!

Esta pandemia nos sorprendió a todos, nos cambió la vida, modificó nuestra vida laboral, social, familiar y personal; pero una vez más las mutuales ante una grave crisis, dijeron ¡presente!

En ningún momento se interrumpieron los servicios, la asistencia al asociado, sino que por el contrario estuvimos más cerca de ellos que nunca.

Se brindaron cursos de capacitación, educativos online y entretenimientos para contener al asociado y a sus familias. Para ello pusimos a disposición el trabajo de nuestras asistentes sociales, que se comunicaron con las familias más vulnerables, a fin de conocer sus necesidades y en todo momento hubo una rápida y eficaz respuesta.

Existen entramados de redes para que desde el mutualismo pudiéramos brindar esta asistencia; además junto a las Mesas de Asociativismo y herramientas de capacitación el INAES nos dio las posibilidades para que pudiéramos lograrlo.

Colofón

El Mutualismo no es una utopía, es una realidad donde se trabaja con una gran vocación de servicio; donde no se tienen en cuenta las horas de trabajo vía online o presencial y cuando armamos los equipos de trabajo, privilegiamos la salud de los trabajadores, de sus familias y de los asociados.

Estamos abiertos a la comunidad para todo lo que podamos ayudar y complementar al Estado en esta lucha contra la pandemia. El mutualismo respondió una vez más y estamos orgullosos de ello.

Compartir nota en Facebook