Social y Solidaria

Noticias Cooperativas y Mutuales

EDITORIAL: TODO PUEDE SUCEDER

Es una prioridad impostergable para todo el Sector Social y Solidario fortalecer la presencia de nuestras mutuales y cooperativas como instituciones de la sociedad organizada; evitar que se distorsione la misión que deben cumplir y lograr que se les de la importancia que tienen en el desarrollo económico y social de nuestro país al contribuir al cumplimiento del objetivo del Estado de promover el bienestar general.

Para eso hay que tener claro, en la medida de lo posible, las actuales circunstancias en nuestro país y en el mundo, ya que, tal vez, el concepto de globalización ya no tenga el significado que hoy conocemos. La economía del mundo se ha trastocado de tal modo que los Estados asumen un proteccionismo que hasta hace muy poco estaba desvalorizado.

Por otra parte, la economía de libre mercado mostró su verdadera cara: movida nada más que por intereses económicos, intenta salvarse con despidos de personal y especulación. 

Quedó a la vista que no poseía las condiciones suficientes para una vida en sociedad, no supo o no quiso responder ante una situación de pandemia y en muchos casos ya perdieron su oportunidad.Veamos las Prepagas de Salud, por ejemplo, que la mayoría no tienen ni siquiera contacto online con sus pacientes para recetas, o para lo que necesiten. Muy distinto de nuestro Sector Social y Solidario. 

¿Qué puede pasar en Argentina?
Europa: nuestro modelo en la pandemia

En la Unión Europea se analiza una normativa que permita al Estado ingresar a las compañías para evitar su quiebra, analizando la estatización masiva de empresas a los efectos de minimizar un número muy significativo de insolvencias.

Aunque muchas empresas que se dedican a insumos para la pandemia como por ejemplo los laboratorios de medicamentos, de alcohol, vendas, gasa, uniformes, su logística y su cadena de proveedores han vendido más que antes y su situación económica y financiera es floreciente, pero no es para todas de este modo.

En su momento la Comisión Europea, propuso ayudas públicas, como por ejemplo que los Estados otorguen garantías a las empresas o préstamos para garantizar su liquidez, subsidios para pagos de salarios, suspender el pago de impuestos y ayuda directa a los consumidores.

También conceder ayudas públicas destinadas a investigaciones para luchar contra la pandemia.

Actualmente se hace una jugada más fuerte: estatización de las compañías con riesgo de quiebra;que no es otra cosa que hacerse cargo de las mismas y se tiene la intención de abordar a pleno la irrupción del Estado en el capital de estas empresas en riesgo.

Esto se hace con el fin de que la vida económica continúe y que pueda ayudar a la recuperación posterior.

Pasos de naciones centrales

-Italia no oculta que quiere nacionalizar Alitalia, Alemania daría ese paso por Lufthansa y ya acudió con préstamos para salvar a Adidas.

-Francia que ya es accionista de empresas energéticas, de Renault y de Air France-KLM ha reiterado que hará lo que sea para salvar sus empresas emblemáticas.

Se específica también que las acciones se comprarán a precio de mercado en igualdad de condiciones con los inversionistas privados.

Con esto dan ejemplo a otras naciones para resguardar a futuro la economía de la Unión Europea.

En realidad, hay un trasfondo de descontento de los países no centrales, que cuestionan no solo el liderazgo de Alemania, que se desentiende de la situación de los demás países, sino también de la utilidad de la propia Unión Europea.

Está muy claro que estamos siguiendo los esquemas europeos de ayuda pública, adecuándolas a nuestra realidad y que ahora viene el tema de las empresas chicas o grandes con dificultades.

También es evidente que no tenemos como Estado una caja para comprar acciones de empresas, pero tal vez tenemos una instancia superadora: las Cooperativas de Empresas Recuperadas.

Cooperativas: un recurso guardado

¿El gobierno sabe que cuenta con esta herramienta? Es un motor en marcha, con experiencia acumulada, con una manera de hacer las cosas aprendidas con dolor por los trabajadores de fábricas abandonadas por sus propietarios y actualmente, dejadas de lado por las normativas de ayuda a Pymes. Un gran error, ciertamente.

Es imperativo revalorizar a esta corriente del Cooperativismo de Trabajo, que puede y sabe poner de pie a empresas con riesgo de colapso.

Las provincias en emergencia

Por otra parte, los gobernadores de las provincias, con recursos disminuidos, tratan de salvar sus finanzas con impuestos focalizados.

¿Se va a una moneda provincial? Ya se está hablando de eso.

Ya pasó y puede volver a pasar.

La pandemia tal vez logre en estas circunstancias adversas, recuperar el país federal que impone nuestra Constitución, pero no será sin sangre, sudor y lágrimas.

Alimentación

Nos faltan detalles valiosos: tener la visión de plantar árboles frutales en las calles y capacitar para implementar huertas orgánicas como algo habitual, ya que hay abundantes recursos de semillas.También instruir sobre una alimentación integral a las personas, con los insumos que tenemos.

“En el país de los alimentos, nadie debe pasar hambre”.

Colofón

-Tenemos un Sector Social y Solidario que en silencio está asistiendo en sus lugares de arraigo a muchísimas localidades del país y que expande esas raíces solidarias en toda su comunidad. El Sector Cooperativo y Mutual debería dar visibilidad suficiente a estas acciones.

-Somos un país privilegiado que produce sus propios alimentos, su propia vestimenta y que está preparado para darse salud. También podría llegar a tener autonomía energética.

La sabiduría popular nos dice que para lo mejor no hay que prepararse, todo está bien cuando llega. Pero sí hay que prepararse para lo peor.

Venga lo que venga, esta preparación nos va a dejar hábitos saludables, buenas costumbres y sabiduría ante la vida.

Nosotros como directivos debemos marcar el rumbo para llegar a la otra orilla.

Compartir nota en Facebook