Social y Solidaria

Noticias Mutuales

ELMUTUALISMO DE SALUD EN EL CONGRESO

La diputada Soledad Carrizo, presidenta de la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y de Organizaciones no Gubernamentales de la Cámara de Diputados recibió a Juan Pivetta presidente de la Federación Argentina de Mutuales de Salud -FAMSA- en el marco de una invitación a destacados referentes mutualistas.

De donde viene el Mutualismo de Salud en la Argentina

La Argentina recibió cuatro modelos, uno el modelo liberal donde el Estado no quería tener responsabilidad en el tema de la salud.

Simplemente le preocupaban algunas problemáticas sociales, entre las que estaba la salud, para que no afectara el libre funcionamiento del mercado; ante esta lógica, en 1854 se funda la primera Mutual de Salud cuyos asociados con ayuda recíproca comenzaron a darse salud ellos mismos.

La Salud Pública comienza con un sistema técnico central, y la mutualidad debe convivir con la salud pública y también con todo lo que tiene que ver con las Obras Sociales.

Después viene una etapa de desarrollismo donde el Estado provoca un giro que tiene que ver con el proceso de acumulación antes que con un compromiso con los derechos sociales. Y comienzan un proceso de descentralización con grandes hospitales nacionales,

En el modelo liberal que le sucede se incorporan políticas públicas con un modelo autoritario inicialmente, aparecen los conceptos de conducción del gasto, la descentralización de los servicios y empieza a producirse una fuerte cuña que se va insertando sobre el Modelo Solidario, de Salud y de Seguridad Social con un proceso de regulación.

El mutualismo atravesó todas estas etapas y un hecho lamentable y muy preocupante tiene que ver en el 2011 con su inclusión como medicina prepaga porque se la confunde con la medicina lucrativa, no se atiende nuestra naturaleza jurídica y se modifica nuestra realidad.

El Sistema de Salud Mutual y Cooperativo en Argentina

De acuerdo al relevamiento de Cooperativas y Mutuales de Salud, que hiciera nuestra Federación con el aval de la Confederación Argentina de Mutualidades y en forma conjunta con el INAES, sobre 329 entidades de las cuales 294 son mutuales y el resto cooperativas.

Casi dos millones de personas en Argentina tienen un servicio de salud de una mutual o una cooperativa; del total del sistema privado que son seis millones y medio de personas, representamos un tercio de ellas; este relevamiento marca algunas cuestiones territoriales de ámbito y jurisdicción, muy importante ya que el 54% tienen una acción local y territorial o por lo menos actúan en su zona de influencia. O sea, actúa sobre las necesidades de las personas en su territorio y por eso su presencia es muy importante; el 23% tiene posiciones provinciales, un 8% es regional o sea en más de una provincia y hay un 7, 6% de entidades que tienen ámbito nacional.

Muchas entidades plasman su historia en su accionar, por ejemplo, la Asociación Italiana de Socorros Mutuos de la ciudad de Ayacucho es de 1880 y todavía está brindando servicios y también el mutualismo da respuesta a necesidades actuales, a tal punto que en el año 2018 se creó la Mutual del Personal de la Industria del Aceite y Afines en Santa Fe, brindando salud a personas relacionadas con esta industria.

Casi el 30 % de nuestras organizaciones, son en gran parte sectoriales; de hecho, antes de la existencia de las Obras Sociales, existían las mutuales y ahora gran parte de las Obras Sociales, y los gremios formaron también una mutual y contamos con las Mutuales de Colectividades que son tan importantes en nuestro país.

Es significativa la infraestructura prestacional propia que tiene el sector desde pequeños consultorios ambulatorios odontológicos hasta grandes centros de alta complejidad como son los hospitales de colectividad; por lo tanto, aquí hay una gran capacidad prestacional y se dispone de estructura propia.

Hacia dónde va el sistema de salud

En territorios locales, provinciales y también a nivel nacional, en las 23 provincias y en CABA hay una Mutual o una Cooperativa que está brindando Servicio de Salud.Por lo tanto, si queremos mirar a la Salud Pública como un factor muy importante, también tenemos que mirar su forma de financiamiento y con la gran carga impositiva existente no se puede pensar en mayores impuestos con esta finalidad.

En cuanto a la Seguridad Social es una gran discusión si se analiza el futuro del trabajo y está en duda la capacidad de los aportes y contribuciones como forma de financiamiento.

Claramente producto del paso del tiempo se fue transformando nuestro Sistema de Salud, en un sistema muy fragmentado, segmentado, con profundas iniquidades; de hecho, la pandemia, lo está manifestando claramente, con las profusas iniquidades en el vínculo que se tiene para el acceso al mismo.

Por lo tanto, hay que analizar el financiamiento de 23 Sistemas de Salud provinciales más Capital Federal y en los recursos solo hay una Ley de Coparticipación del año 1988.

La tan necesaria tarea legislativa

Nuestra convicción es que hay que evolucionar a un sistema más integrado respetando todos los actores;que sea eficiente; eficaz; ya no se puede con la mercantilización de la salud y una tarea de vital importancia que deben afrontar los legisladores es que no se puede seguir legislando por patología ya que hay leyes que se dictan, pero sin presupuestos de cobertura.

Por eso proponemos pensar en una Ley Integral de Salud y no por patología, y seguramente el Congreso hacia adelante atenderá también la modificación de la Ley de Medicina prepaga 26.682, en la que el mutualismo tiene mucho para aportar.

Mutuales y Cooperativas de Salud mantendrán su vigencia

En la nueva etapa, el sistema de salud tendrá que ver mucho más con las personas, establecer tratamientos específicos para cada una.

Además, en una nueva visión de los Sistemas de Salud, hay que trabajar sobre la prospección predictiva; la tecnología de la inteligencia artificial y la participación de la propia gente en la salud preventiva, ya que es más importante trabajar sobre la prevención y no sobre la curación,con una sociedad más participativa, más activa, no tan pasivas esperando resultados de la medicina o de los nuevos centros médicos.

Colofón

Nuestras Organizaciones Mutuales y Cooperativas tienen un rol preponderante, no solo porque garantizan la gestión de los recursos en salud sino también porque propician el involucramiento de la sociedad en su propia salud, por eso es fundamental la base de Principios y Valores de nuestras entidades.

El Mutualismo y el Cooperativismo de Salud seguirán vigentes ya que la confianza social y su labor de administradores de recursos harán que puedan trascender en el tiempo.

Compartir nota en Facebook