Social y Solidaria

BIOCOMBUSTIBLES 1200

Noticias Cooperativas

EN BÍOCOMBUSTIBLES VAMOS Y VENIMOS

Hace una década se fomentaba el uso de los biocombustibles y ahora se lo quiere dejar de lado, después de haber consolidado una industria en diez provincias argentinas, para priorizar Vaca Muerta y la combustión en base al petróleo. Todo esto habla de la falta de Estadistas; de lineamientos a largo plazo; de la inseguridad jurídica y de la poca seriedad del país.

Rol de los biocombustibles en la Argentina actual

Los biocombustibles no reemplazan al gas oíl o las naftas sino complementan con una alternativa renovable, no contaminante y de producción nacional.

En conjunto, directa e indirectamente aportan alrededor de 60.000 puestos de trabajo, generando un proceso de agregado de valor a la soja, el maíz y la caña de azúcar; sustituyen importaciones por compras de combustible al exterior y colaboran en la diversificación de la matriz energética nacional, con productos “limpios”.

Los reclamos

Se vuelve reclamar “una prórroga para debatir” que ya fuera aprobada por el Senado de la Nación; pero se elevó en la Cámara de Diputados un Proyecto de Ley de Biocombustibles que puede provocar cierres masivos.

Este peligro está latente, ante la posibilidad que no se prorrogue en unos días el Régimen de Promoción que permitió el desarrollo de la industria de biocombustibles, en una evidente maniobra de favorecer los intereses de las compañías petroleras.

Eso ocurrirá al dejar el oficialismo sin sanción el Proyecto de Prórroga de la Ley de Biocombustibles vigente, y que fuera aprobada por unanimidad en la Cámara de Senadores.

Una "Nueva" y controvertida Ley de Biocombustibles

Las cartas están sobre la mesa al presentar un proyecto de “nueva” Ley de Biocombustibles que significa un rotundo retroceso respecto al régimen que estuvo vigente y que voltea cualquier perspectiva de desarrollo de los biocombustibles en la Argentina.

Esto, al mismo tiempo que el presidente Alberto Fernández abogaba en un foro internacional por el Cambio Climático y los bonos de carbono en canje por deuda externa. Un incomprensible doble juego.

Las verdaderas intenciones del proyecto

La iniciativa establece una reducción de la mezcla de biodiesel en el diésel del reduciéndolo del 10% al 3%, y abre las puertas a una disminución del 12% actual al 9% en el caso del bioetanol, discriminando injustamente a las plantas productoras en base Maíz al hacer caer dicha reducción exclusivamente en las mismas.

De aprobarse este proyecto de ley, la industria bioenergética iniciará un camino de decadencia, en vez de transformarse en un vector de desarrollo económico, ambiental, social y regional como fue hasta ahora.

Se desperdicia todo el valor agregado, las inversiones realizadas y la productividad que ofrece el campo y la agroindustria, privilegiando el desarrollo de la actividad de refinación de petróleo, además de retroceder en materia de mejoras medioambientales que van a favor de la salud de la población.

Asimismo, implicará que la Argentina desaproveche una capacidad instalada ya existente, la que motiva a proponer todo lo contrario para que los biocombustibles sean un nuevo paradigma de crecimiento y de beneficio medioambiental.

Un atentado a la legislación vigente

Cualquier eventual reducción de las mezclas atenta contra le legislación vigente, principalmente en cuanto al principio de progresividad establecido en el Acuerdo de París de 2016, firmado por la Argentina en la sede de la ONU y ratificado por la Ley N° 27.270, incluido en la Ley Nacional Ambiental N°25.675 de 2002.

La industria espera que haya una prórroga de la ley actual, tal cual fue aprobada por unanimidad en el Senado de la Nación, y que durante el transcurso de la misma se pueda tener oportunidad de debatir seriamente el futuro de los biocombustibles, evitando así que se imponga un proyecto improvisado que perjudica a toda la cadena de valor de la soja, la caña de azúcar y el maíz.

Ventajas y desventajas de usar este combustible:

Ventajas

-Conservación de los recursos naturales del planeta, por tratarse de una fuente de energía de origen renovable.

-Reducción de la importación de combustibles, si se cuenta con producción propia de biodiesel. Así, nuestra dependencia energética de los combustibles fósiles, disminuiría también.

-Favorecer el desarrollo y fijación de las poblaciones rurales que se dediquen a la producción de este combustible.

-Ayudar a la disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

-No contiene azufre, por lo que eliminará el problema de la lluvia ácida

-Reducir la contaminación de los suelos y riesgos de toxicidad en caso de vertido accidental, al ser un producto biodegradable y no tóxico.

-En la Argentina esta industria de los biocombustibles posibilitó que se ahorraran más de U$S 27.000 millones de dólares en el periodo 2010 / 2019, por la producción y consumo que, en contrapartida, se generó localmente.

-Desde hace más de una década que para los biocombustibles se desarrolló una política de Estado que consolidó Economías Regionales, trabajo e inversiones.

Desventajas

-Respecto a las propiedades técnicas, tiene menor poder calorífico, si bien no supone una pérdida de potencia ni incremento significativo de consumo.

-Tiene menor estabilidad a la oxidación, siendo esto importante a la hora del almacenamiento

-Tiene peores propiedades en frío, que lo hace incompatible a temperaturas muy bajas.

-Las emisiones contaminantes de los coches empezarían a disminuir y, con ellas, la contaminación ambiental, la atmosférica reduciría significativamente.

-En Argentina el biodiesel las petroleras afirman que ha insumido un costo fiscal de U$S 6.000 millones por las promociones que implicó otorgar en los últimos 15 años siguiente impacto.  

– Necesitan que se les garantice mejores precios que los internacionales para poder realizar inversiones.

Colofón

Los Biocombustibles permiten una reducción de 70% en la emisión de gases de efecto invernadero con respecto a los combustibles fósiles y por lo tanto disminuyen el impacto ambiental de los mismos.

Por otra parte, hay un nuevo impulso mundial al Acuerdo Climático de París con el Plan del presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, para una revolución de energía limpia. De hecho, Biden cambió los 650.000 vehículos federales por autos eléctricos.

El Proyecto argentino va a contramano con las tendencias ambientales mundiales, de terminar con el uso de los combustibles fósiles al reducir drásticamente el uso de biocombustibles y cerrando toda posibilidad de crecimiento de la actividad.

Compartir nota en Facebook