Social y Solidaria

Noticias Cooperativas

FRIGORÍFICO OVINO COOPERATIVO EN ENTRE RÍOS

Con la concreción y puesta en marcha de un frigorífico los productores podrán trabajar, planificar y mejorar los rodeos para mandar a faena, además de darle valor agregado a la producción.

En Mansilla, departamento Rosario del Tala. comenzó a funcionar el primer frigorífico ovino de la provincia de Entre Ríos, construido y gestionado por una cooperativa. Se trata de una planta para la faena de vacunos, reciclada para dedicarla al ganado ovino y caprino.

Visitaron la planta el gobernador Gustavo Bordet la vicegobernadora Laura Stratta; el ministro de producción Juan José Bahillo; el director Ricardo Etchemendy del IPCyMer y el intendente de Mansilla Francisco Pasinatt. Estuvieron presentes también, el Diputado Provincial Juan Navarro y Senador Departamental, Eduardo Omar Migueles.

Juan José Bahillo- Ministro de Producción y Turismo de Entre Ríos

 “Cooperativa de Mansilla es un ejemplo a seguir, con 28 personas que se asociaron para trabajar en la Economía Social y Solidaria, con mucho compromiso.

En este lugar hay más de 5 años de trabajo y gestión, sumando compra de inmueble, reciclado del mismo, gestiones que posibilitaron la aplicación de la Ley Ovina, el apoyo del Gobierno Provincial y del Municipio de Mansilla, conjugándose lo público y privado para tener el primer frigorífico ovino cooperativo de la provincia. Esto es muy importante para un sector que tiene una altísima informalidad y que hasta ahora no tenía donde faenar.

El gobernador Gustavo Bordet está pensando en un Proyecto de Ley para eximir del costo del carnet de marca ovina y de las guías, a los efectos de que el sector se pueda regularizar, a la vez de formalizar el stock real para que se pueda trasladar el rodeo, dándole al frigorífico la posibilidad de compra de la cantidad de cabezas que necesita para tener un punto de equilibrio razonable”.

Ricardo Etchemendy- director del Instituto de Promoción de Cooperativas y Mutuales de Entre Ríos

“Esta es una obra que beneficia a todos los productores entrerrianos y para el movimiento cooperativo es un orgullo que, en Mansilla, podamos ver el primer frigorífico ovino de la provincia que lleva adelante una cooperativa integrada por 28 socios que además de faenar, vender medias reses, le está dando valor agregado al cordero.

Una planta que trabaja en tres fases donde se aprovecha todo en cada faena. La cooperativa le da una impronta a la localidad muy importante en lo productivo, debido a que el productor no tiene donde faenar legalmente con todas las normas de salubridad que nos merecemos los argentinos en una carne que hasta el momento consumimos en determinadas ocasiones.

Hoy el productor ha tomado nota de que esto es una actividad más e inclusive algunas personas han retornado al campo debido a que vieron una posibilidad de desarrollar la producción ovina y faenarla en este frigorífico. Esta obra beneficiaría a todos los productores del territorio entrerriano”.

Ingeniero Ricardo Garzia – secretario de la Cooperativa
Agropecuaria Federada de General Mansilla

“El frigorífico se comenzó a construir en la década del 70 con una serie de obras que nunca se habilitaron. Finalmente, la cooperativa lo compró y en el lapso de 6 años lo habilitó con fondos de la Ley Ovina y de la cooperativa, un 80 % lo aportó la Ley Ovina, y el restante 20% los productores; la Cooperativa no tiene ningún crédito, tampoco tomó deuda alguna para terminar la obra, siendo el único compromiso el giro con los productores a los que se les compra la hacienda.

Los inicios de la cooperativa se remontan a mayo del 2012, adquiriendo el frigorífico en marzo del 2014, se lo terminó de reciclar y ponerlo a punto en diciembre del 2019, logrando la habilitación en junio del presente año, Se realizó la primera faena en el mes de agosto de 2020.

El germen de este proceso comenzó con la creación de la filial “Padre Luis Jeannot Sueyro” de la Federación Agraria de Entre Ríos en el año 2008. Se contó con el apoyo de la “Fundación Arraigar”que favoreció la contratación de una consultora para el rediseño de la planta y la aprobación de los planos en el Servicio Nacional de Sanidad Animal.

En la planta se cumplen todos los ciclos. Uno de ellos, es el de darle valor agregado a la producción con distintos cortes envasados al vacío.En cuanto al stock de la provincia, en teoría cuenta con unas 600.000 cabezas sin una oficialización concreta del ciento por ciento del rodeo ovino.

El frigorífico de Mansilla, al pertenecer a una cooperativa, no está al servicio de una rentabilidad específica, sino que está al servicio de los productores, y eso es una fortaleza porque el chacarero discute tanto los costos de la planta como el precio de la hacienda y conforman el valor del rodeo junto con la Cooperativa. El productor tiene que mirar puertas adentro y saber que cuenta con una estructura importante

Tener un frigorífico en Mansilla es muy importante para la localidad, dado que se trata de una de las primeras industrias de agregado de valor de la región.

El emprendimiento llega a través del sector Cooperativo que puede y debe propiciar el desarrollo del sector ovino y caprino de la región”.

Fuente: El Día de Gualeguaychú y elaboración propia.

Compartir nota en Facebook