Social y Solidaria

LA COOPERACIÓN SUR SUR (CSS)

La Cooperación Sur-Sur (CSS) define que, entre los países ubicados geográficamente en el sur de los continentes, sus relaciones pueden ser políticas, culturales, sociales y económicas y especifica que tales relaciones, son entre actores estatales y las asociaciones de la Sociedad Civil.

Este tipo de cooperación existe desde hace más de seis décadas, y fue reforzada por la Comunidad Andina (CAN), la Comunidad del Caribe (CARICON), el Sistema de Centro América (CICA) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR)

El sistema de Cooperación Sur-Sur de Naciones Unidas, es un esfuerzo común de los pueblos en países del sur, que nace de las experiencias compartidas y afinidades, en función de la solidaridad y objetivos comunes.

Durante 2018 en la ciudad de Buenos Aires, 14 países del Caribe que sufren problemas de seguridad alimentaria y  son vulnerables al cambio climático, mantuvieron, con las autoridades de Argentina y en el marco de la Cooperación Sur-Sur, reuniones tendientes a que, los mencionados países hermanos, accedan a nuestra tecnología agropecuaria, demostrando que, compartir conocimientos, constituye en la región un medio solidario que justifica la razón de ser de esta iniciativa de la ONU.

ODEMA, dentro del marco de la Cooperación Sur-Sur y como una respuesta a los desafíos del Desarrollo Sostenible, ha desarrollado una actividad constante, como parte del Sistema Mutual, no sólo en el ámbito geográfico americano, promoviendo lazos de unidad conceptual y de gestión, en el mutualismo de 20 países del Norte, Centro, el Caribe y Sudamérica, sino que también ha extendido, desde hace más de 10 años, esa acción al nivel intercontinental, creando una sinergia inédita con la Union Africana de Mutualismo  

(UAM), con representantes del mutualismo de 20 países del continente africano, de forma tal que el intercambio de conocimientos y experiencias entre África y América, ha sido incuestionablemente enriquecedor para las entidades adheridas a ambas organizaciones.

Desde entonces, las dos entidades continentales han dado cumplimiento a los lineamientos que en esta temática propugna la Organización de las Naciones Unidas (ONU), demostrando en la práctica, que las evidentes similitudes de África y América, en su sufrida situación económica y social, pueden ser en gran parte resueltas en el marco del Sistema Mutualista, cuyo desarrollo en los pueblos, otorga el beneficio emergente de ser baluartes de la Economía Social y Solidaria.  

Considerando que uno de los pilares fundamentales de ODEMA es el desarrollo de la capacitación y formación en materia de Mutualismo y Economía Social y Solidaria, a través de su Instituto “Carlos Castillo”, viene trabajando en el fortalecimiento e intercambio de experiencias institucionales y funcionales de los países adheridos, tanto con los directivos de entidades mutuales de América como de África.

Teniendo en cuenta que el 9º Foro Intercontinental de Mutualismo con el slogan “El Mutualismo como agente facilitador para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible realizado el 25 de abril de 2018

 es la primera experiencia de cooperación en el marco Sur-Sur, el resultado más importante fue el desarrollo de una relación entre las dos instituciones participantes y la apertura de una nueva etapa de formación más intensiva y especifica, que acerca cada vez más al logro de los objetivos planteados.

ODEMA y la UAM demostraron su voluntad de continuar con la implementación, a pesar de las dificultades encontradas y de trabajar para superar las futuras. En el mismo sentido, se han eliminado otras barreras tales como el idioma (francés y español) y los contextos geográficos.

Esto parece indicar que los objetivos del acuerdo pueden ser alcanzados y que la voluntad de las partes es el único factor real que puede influir en la sustentabilidad de la implementación.

Por otra parte, también se vieron grandes espacios comunes que ayudan a cimentar la relación: sin duda, el mayor espacio común fue el reconocer que los países del sur en vías de desarrollo, entienden mejor el contexto y los problemas cotidianos de sus pares. Esto les permite usar mejor los recursos para llegar a los objetivos deseados.

Es claro que este proceso debe implementarse por un plazo extenso, ya que se ha demostrado que el mutualismo, gobiernos e instituciones académicas, en una triangulación virtuosa, pueden colaborar en un mismo proceso aportando sus capacidades.

Sin dudas, la articulación de tan diversos actores resultará un desafío, pero los resultados tienen un potencial impacto sobre la calidad de vida de miles de personas en los dos continentes.

Un ejemplo claro de la potencialidad que posee la unidad dentro de la colaboración Sur-Sur, es que el accionar conjunto de UAM y ODEMA trasciende a su ámbito geográfico y ha llevado a la realización de la Asamblea Constituyente de la Unión Mundial de la Mutualidad (UMM), que se concretó el 5 de Junio de 2018, en la ciudad de Ginebra, Suiza, previéndose su conformación con el mutualismo de cincon continentes, con lo que se demuestra la fuerza social y solidaria del sistema mutualista.

Ambas entidades no solo están comprometidas con ese objetivo común, sino que también están absolutamente seguras de la importancia que tiene el mutualismo, potenciado por esta Unión para hacer más digna la vida de todos los pueblos de la tierra.

Génesis del proyecto

Desde su nacimiento, ODEMA  procuró lograr la integración de los actores del mutualismo y sus afines y propició el intercambio de conocimientos y experiencias, utilizando para ello el marco de los Foros de Mutualismo que se vienen sucediendo, año tras año, en distintos países de América. dando continuidad así, en forma ininterrumpida y sucesiva, al evento que reúne no sólo a los dirigentes mutualistas de África y América, sino que también convoca a prestigiosos representantes de las organizaciones internacionales, vinculadas con la Economía Social y Solidaria.

En América, existen miles de mutuales que alcanzan con sus coberturas a millones de familias, proveyendo diversos servicios para contener sus necesidades primarias, como ser, salud, educación, asistencia social, ayudas económicas, cultura, etc. Estas mutuales, efectivamente, están en el frente diario del combate a la pobreza y a favor de la inclusión social en igualdad de oportunidades, para todas las familias asociadas de las comunidades en que se encuentran funcionando.

Hubo que generar un ámbito común de vivencias, que enriqueció fuertemente los conocimientos, dada la alta jerarquía intelectual de los interlocutores, sus enseñanzas y ejemplos.

Los temas insoslayables propugnan objetivos tales como:

  • Instalar la idea y la voluntad política de considerar a la Economía Social y Solidaria, como un instrumento inclusivo, sostenible y eficaz, en el desarrollo de la protección social en todo tipo de sociedad.
  • Procurar la integración del sistema solidario en el orden político y social de las diversas comunidades nacionales, uniéndose en una acción compartida de alcance universal.
  • Propiciar el intercambio de conocimientos y experiencias entre los diferentes países de los continentes americano y africano, e irradiar sus conclusiones como ejemplo de integración para el desarrollo.

La mutualidad espera la misma actitud no sólo por parte de los poderes gubernamentales, sino también de todas las fuerzas políticas y sociales en unión con los sectores públicos y privados de todos los países involucrados.

 

Fuente: ODEMA.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Deja un comentario

Más Noticias

EL IAIES AL SERVICIO DE MUTUALES Y COOPERATIVAS

Es la Sección Argentina y primera delegación constituida en América del “Centre International de Recherches et d´Information sur I´Economie Publique, Sociale et Coopérative” (CIRIEC), con sede en la Universidad de Lieja (Bélgica). Consagrado a la investigación desinteresada en el área de la Economía Social, el CIRIEC reúne en sus institutos a las mayores autoridades académicas de la especialidad.

Leer más

COMERCIO JUSTO PARA COOPERATIVAS Y MUTUALES

El Comercio Justo contribuye al desarrollo sostenible, ofreciendo mejores condiciones comerciales a los pequeños productores integrados en organizaciones democráticas, como las cooperativas y demás asociaciones de gestión solidaria. En este sentido, los aportes que surgen de las operatorias comerciales realizadas bajo esta norma, son destinados a proyectos que buscan el desarrollo social y económico de los productores, y están relacionados con el entrenamiento y desarrollo de sus capacidades, la educación, infraestructura para beneficio social, desarrollo cultural, protección ambiental, entre otros aspectos.

Leer más