Social y Solidaria

Noticias Mutuales

LIC. ALEJANDRO RUSSO EXPONE EN MONT BLANC

La Asociación de Encuentros del Mont-Blanc reúne a los dirigentes de la Economía Social y Solidaria de manera periódica y tienen gran prestigio internacional, ya que adhiere a miembros de los distintos continentes.

En esta ocasión además del Lic. Alejandro Russo, participaron también Catherine Hock, presidenta de la Federación Internacional de Cooperativas y Mutuales de Seguros; Luc Lapointe, CEO y fundador de BC.lab y Kerryn Krige, Asesora Técnica de la Organización Internacional del Trabajo. Fue moderado por Jerome Saddier, presidente de la Cooperativa de Crédito y de ESS Francia y en la apertura del encuentro, Elisa Torrenegra, quien co- preside el Consejo de Administración de la Organización de los Foros, dio una cálida bienvenida.

Disertación del Lic. Alejandro Russo – Vocal del Directorio del INAES y presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades

“Esta invitación la tomamos como un reconocimiento a la Economía Social y Solidaria de nuestro país y trataremos de contribuir al objetivo de estos encuentros de mostrar que es posible realizar emprendimientos diferentes que concilien eficiencia social, cívica, medioambiental y económica.

Contexto actual de Argentina

En la Argentina hay 45 millones de habitantes, con 10 millones de mutualizados y 18 millones de cooperativizados; o sea uno de cada dos habitantes está cooperativizado o mutualizado, el Sector aporta 300.000 puestos de trabajo en forma directa y en conjunto asume el 10 % del P.B.I.

En estos momentos, el sistema financiero cuenta con 65 millones de cajas de ahorro sobre 45 millones de habitantes. Existen 12 millones de cajas de ahorro activas en dólares, pero ello no significa una alta tasa de bancarización por su baja relación con las cuentas activas-que hacen uso real de los servicios bancarios- y en comparación con las tasas de bancarización del resto de América. 

Un detalle no menor, es que en nuestro país el 55 % de las cajas de ahorro del sistema financiero, son de carácter obligatorio; vale decir que responden a políticas establecidas con un fin específico, como el pago de los sueldos, las jubilaciones o asignaciones que deben realizarse por esta única vía.

Una de las finalidades de la inclusión financiera, es lograr que la apertura de cajas de ahorro y cuentas corrientes sea de forma orgánica y no obligatorias.

Es verdad que en los últimos años todo lo relativo a la inclusión financiera se ha tenido en cuenta en las Agendas Públicas. Pero a pesar de las políticas implementadas, Argentina todavía tiene a más del 50% de su población adulta fuera del sistema financiero.

Según un informe elaborado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas-FIEL-, Argentina antes dela pandemia tenía el 48% de la población mayor de 15 años con acceso a una cuenta de una institución bancaria; este porcentaje es similar al sistema de Brasil, de Colombia, de México y de Uruguay. Sin embargo, Argentina como los países mencionados, está muy por debajo de Chile que tiene el 74%, y muy lejos de los países de altos ingresos, fundamentalmente de Europa que tienen el 95% de bancarización.

El financiamiento en la Economía Social y Solidaria

En la Economía Social y Solidaria el financiamiento forma parte de un servicio seleccionado por un público que tiene una decisión directa sobre las condiciones de su utilización.A partir de esto, podemos valorar con sensatez el importante rol que le toca jugar a este sistema no solo en el financiamiento o el ahorro que proporcionan cooperativas y mutuales sino por todos los servicios que prestan estas organizaciones para satisfacer las necesidades de las comunidades donde se desenvuelven.

Es evidente que todas esas personas excluidas del sistema financiero por entidades reguladas por los Bancos Centrales del mundo y sometidos a rigurosas normas de Basilea,ya no tienen cabida.

Y es ahí donde los Estados y los actores de la Economía Social y Solidaria deben desarrollar una construcción diaria para consolidar su labor en el marco de las Políticas Públicas. Hay otros actores que les cuesta menos esa construcción.

El rostro humano de la economía

Este sistema del que somos parte, tiene sus propios anticuerpos y ante un proceso de inequidad financiera mundial,siempre con esfuerzo conjunto, logra satisfacer las necesidades dela gente desde otro lugar, con la responsabilidad natural que tiene la dirigencia de atender el rostro humano de la economía; en esta pandemia tuvimos la gran responsabilidad de atender a los expulsados del sistema financiero y a los que por elección propia consideran que nuestro modelo basado en la solidaridad es una herramienta válida para satisfacer las necesidades, contribuyendo entre otras cosas al respetopor el otro.

Hace más de 150 años que en la Argentina este modelo de la Economía Social y Solidaria sirvió para dar satisfacción a las necesidades básicas y luego a otro tipo de necesidades, a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

En las últimas décadas, de la mano de mutuales y cooperativas se han hecho cosas extraordinarias, estamos hablando de proyectos asociativos, como empresas recuperadas, con alto compromiso social bajo la figura de Cooperativas de Trabajo, de producción, de servicios con importantes aportes a la Salud, al cuidado de las personas, al turismo, y entre otras cosas, con una clara visión de protección al medio ambiente y con un fuerte compromiso para cumplimentar los 17 objetivos de Desarrollo Sustentable en el marco de la Agenda 2030.

Las Políticas Públicas

En cuanto a las Políticas Públicas para este Sector, se trata de una construcción diaria y permanente del Estado y de la Economía Social y Solidaria.

En el financiamiento público y privado es fundamental el importante rol del Estado Argentino, representado esencialmente en este caso, por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES-, que fuera creado hace casi 50 años, con otra denominación y es producto de la fusión de dos Organismos, uno que controlaba a las mutuales y otro que controlaba a las cooperativas; en su forma actual controla ambos tipos de organizaciones.

Es fundamental el rol de este Instituto de promocionar y fiscalizar a todas las entidades que pertenecen al Sector; desde el primer momento se aprobó una cogestión del Estado con las mutuales y las cooperativas del país. Ello se ve en la composición de sus directores, que son representantes de ambos sectores.

Autoridad competente en Ahorro y Crédito

En relación al ahorro y al crédito solidario, el INAES es la autoridad competente del Estado Nacional que regula esta operatoria en mutuales y cooperativas siendo necesario aclarar que la misma no está dentro de las incumbencias del Banco Central de la República Argentina.

Es importante señalar que no estamos hablando de un sistema financiero y de ahorro marginal, si no de un sistema de financiamiento distinto al regulado por el Banco Central y que además de someterse al control del INAES está comprendido en la calidad de sujeto obligado a informar ante la Unidad de Información Financiera -UIF-, vale decir que trabaja activamente, en la Prevención de Lavado de Activos, y de Financiamiento al Terrorismo; también reporta información a la Administración Nacional Federal de Ingresos Públicos y podríamos seguir así con otros Organismos del Estado Nacional con los cuales tienen vínculos por otros servicios, como la Salud, los Seguros, el Turismo, Fondo de Pensiones y otros.

El financiamiento y ahorro mutual y cooperativo tiene controles propios y específicos dentro de cada una de las entidades; éstas se caracterizan por elegir las autoridades democráticamente y las Asambleas de asociados aprueban que servicios prestar y de qué manera hacerlo.

En materia de ahorro y crédito se cuenta con una legislación específica, que proviene del INAES como Órgano de Control. Son normas específicas que regulan la condición que deben reunir los directivos de las entidades para prestar el servicio; sus responsabilidades; las relaciones técnicas en cuánto a la liquidez, a la solvencia. También el régimen de garantía de los ahorros y la relación que tiene la morosidad de los asociados según el caso.

Un servicio esencial

El gobierno actual dando la importancia que merece al Servicio de Ahorro y Crédito mutual y cooperativo, aclaró por un decreto al inicio de la pandemia que este era un servicio esencial, con lo cual se posibilitó un sistema de guardias mínimas para no interrumpir la cobranza de los préstamos otorgados ni la renovación de los ahorros que cada asociado tiene depositado en su entidad y por supuesto brindar nuevos préstamos en un momento tan difícil como el que nos ha tocado vivir.

Mesa de trabajo con el Banco Central

Por primera vez en la historia se constituyó una Mesa de Trabajo entre el INAES y el Banco Central de la República Argentina. Si bien el Banco Central no tiene competencia sobre la Economía Social y Solidaria, emite normas que impactan en nuestras entidades. Por ese motivo es necesario este vínculo de trabajo que se ha generado para compartir experiencias y también para contribuir de manera conjunta a trabajar en un sistema que posibilite dar transparencia ala operatoria de los usuarios de los Bancos y de los asociados a las Mutuales y Cooperativas de Crédito.

Banco de Proyectos Productivos

En pleno estado de pandemia, el INAES emitió una Resolución creando un “Banco de Proyectos Productivos”, a través de este mecanismo parte del cooperativismo y del mutualismo demandan fondos para poder afrontar proyectos de inversión y también de consolidar su capital de trabajo; en este sentido los proyectos presentados a este Banco pueden ser financiados con recursos del propio INAES; a través de Bancos Públicos; también a través de Bancos Privados y con los aportes que puedan hacer las mutuales y las cooperativas para financiar los mismos.

Fondos de Mutuales para desarrollo regional

Hay un modelo de financiamiento reciente, anterior a la pandemia y que luego se fue consolidando, que se basa en la creación de “Fondos Productivos”, donde el ahorro del asociado se canaliza a través de préstamos a cooperativas productivas.

Un ejemplo real es la utilización de fondos de mutuales constituidos en una región del país que apoya a cooperativas productivas de otra región con el fin de colaborar con las Economías Regionales, de tal modo que sus productos,a través de estos préstamos son estimulados, generando más puestos de trabajo.

El círculo virtuoso de ahorro y financiamiento cristaliza cuando se capta el ahorro de una comunidad y en la misma comunidad se otorgan los préstamos, que pueden destinarse a la industria; al comercio; a la actividad agropecuaria y también es un soporte para que se active el consumo, utilizando como herramienta fundamental la Solidaridad y poniendo al ser humano en el centro de la escena.

Colofón

A modo de conclusión nuestras entidades son de cercanía, de proximidad, que conocen a sus asociados, cuentan con normas de crédito más flexibles que hacen que estos fluyan con mayor agilidad que en el propio sistema financiero. Tal vez sea distinto a la operatoria europea ya que tienen controles propios y también del Estado Nacional.

Compartir nota en Facebook