Social y Solidaria

Noticias Cooperativas

MARTA GAITÁN PRESIDE GÉNERO DE COOPERAR

Es Técnica en Administración de Cooperativas y Mutuales y es parte del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, al cual representa desde hace varios años en el Comité de Equidad de Género de la Confederación Cooperativa COOPERAR, que ahora preside.

Para Marta Gaitán hay una relación directa entre la Economía Social y Solidaria y la Economía Feminista. Justamente, ya que ambas propugnan la equidad, la no discriminación. Es decir que se trata de un movimiento a contramano de la economía liberal.

Las mujeres de la Economía Social y Solidaria nos damos una organización especial, porque está en juego nuestra autonomía económica dentro de este tipo de entidades. Creemos que la autogestión puede ser una herramienta válida de empoderamiento de las mujeres.

Uno de los puntos en común entre esta Economía y la Feminista, es la producción y reproducción de la vida, además de la ampliación de derechos. Además, creemos en la intervención del Estado para el crecimiento de las Economías Regionales y el empoderamiento de las mujeres.

El objetivo es poder crear un punto de encuentro, reflexión y debate sobre los temas que hoy trata la Economía Social, Popular, Solidaria y con Perspectiva de género.

Desde el Comité, trabajamos para que la perspectiva de género, la equidad y la igualdad de oportunidades lleguen hasta las instancias asociativas más pequeñas, por eso resolvimos enmarcar nuestras tareas en las demandas que los movimientos sociales nos exigían.

Es decir, trabajar de manera transversal de la mano con el Estado y como los territorios lo requirieran, poniendo a disposición compañeras para encuentros, conversatorios, charlas y eventos.

Pacto Cooperativo por la No Violencia

Es una campaña multipropósitos, que tuvo un impacto sorpresa porque no sabíamos qué recepción tendría al proponer un tema tan delicado. Comenzaron a llamarnos dirigentes solicitando la firma como una manera de comprometerse e iniciar un camino de sensibilización, prevención y erradicación de las violencias previstas en la Ley y Tratados Internacionales.

Como siempre, nuestras entidades sienten el imperativo de nuestros Principios y Valores para lograr en la práctica ser ámbitos libres de todo tipo de discriminaciones e injusticias sociales.

Falta mucho, pero más de cien entidades siguen organizando firmas y acciones basados en los nueve compromisos propuestos. Además, Confederaciones Mutualistas se han sumado y entidades de todo el espectro de este otro modelo económico y social.

El impacto concreto es que muchas sedes de cooperativas son centros de información, de abordaje urgente y derivación de mujeres y otras identidades no binarias, un servicio que se adiciona como parte del cumplimiento del séptimo principio.

El primer compromiso del Pacto es condenar y repudiar a las violencias de género en todas sus formas. Pero contiene en esos compromisos todos los objetivos propuestos por el CEGC para las cooperativas de base. Se sugieren al igual que el lenguaje inclusivo la elaboración de Protocolos, Reglamentos Internos y pautas establecidas de convivencia y buenos tratos.

Protocolo para prevenir violencia por motivos de género

Los Protocolos son una herramienta concreta que requieren la conformación de equipos de abordaje y una clara decisión política de cambiar la cultura organizacional desde adentro, con tolerancia cero para con toda conducta contraria.

Los índices de feminicidios crecieron en cuarentena, nos llevaron a afinar las alianzas con el Estado y la creación del “Área de Géneros, Diversidades y Derechos Humanos” en el INAES, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, que a su vez articula con el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidades. Las Comisiones Técnicas del INAES concuerdan con estos compromisos.

Reducir las desigualdades de género en el ámbito laboral

Las Cooperativas son las que más pueden hacer para la reducción de las brechas existentes, como las tasas de desempleo o en pos de reducir el empleo informal donde las mujeres y diversidades son mayorías. Por otra parte, los estereotipos hacen que ciertas tareas se asocien exclusivamente a tareas asignadas con una mirada sesgada.

Las Redes Solidarias se afianzan nutriéndose de nuestro humanismo. Ayudan y mucho, crean trabajo digno en la medida que las más consolidadas no sólo subsisten y crecen, sino que no despiden a la gente. Sufren los embates y reclaman medidas como en el presente año, pero a la vez proponen soluciones y caminos claros en cada demanda.

Colofón

Abrimos el abanico a todas las acciones que se pueden llevar adelante junto a todas las Organizaciones de la Economía Social y Solidaria que también han conformado espacios de promoción de la Equidad de Género para perfeccionar las ya puestas en marcha e iniciar otras, instaurando buenas y mejores prácticas.

Compartir nota en Facebook