Social y Solidaria

Noticias Cooperativas y Mutuales

MORENO: LA NECESARIA VUELTA A LO RURAL

La intendencia de Moreno está transformando tierras privadas ociosas –con notificación a sus dueños- para la creación de granjas o a quintas con productores de la agricultura familiar.

Eso permitiría generar trabajo con mano de obra intensiva y, al mismo tiempo, abastecer de alimentos a bajo precio a la ciudad.

La intendenta de Moreno, Mariel Fernández tiene funciones en un Municipio instalado en el segundo cordón del Conurbano, sobre uno de los territorios con más necesidades insatisfechas. En su interior coexisten áreas de densa pobreza urbana y bordes semirurales.

Así, organiza un Consorcio para la Producción, con mano de obra intensiva, del que el Estado es garante. La concepción es que se necesita que las tierras produzcan alimentos además de urbanizarlas. Al planificar pensando en el bien común, se producen alimentos, se genera trabajo y la comunidad se desarrolla en el territorio que habita. Esta es una salida ante la situación que se está viviendo.

El Concejo Deliberante votó una ordenanza para darle un marco legal a esta política ya que en lo que va del año el Municipio tuvo más de cien intentos de tomas de tierra en forma masiva y organizada. Respaldó así que el Estado planifique el uso de la tierra rural del distrito.

Consorcios de producción

El martes fue inaugurado el primer predio que será puesto en producción bajo esta modalidad de Consorcio entre un privado, el Municipio y productores de la Agricultura Familiar, bautizada con el nombre de Parques Agroecológicos. Fue instalado sobre un campo de 75 hectáreas ubicado en Cuartel V.

El dueño de las tierras accedió a la propuesta luego de cuatro intentos tomas, de las que fue alertado por vecinos y acordó con el Municipio destinarlas durante los próximos diez años a la producción agroecológica. La intendencia, a su vez, convocó a 15 familias de productores hortícolas de la “Cooperativa 15 de abril de La Plata” y se sumarán luego otras.Los productores pagarán un alquiler por las 75 hectáreas, aunque el modelo de consorcios también tiene previsto el permiso de uso de tierras en comodato o su compra.

Producción de cercanía

En los cinturones hortícolas que rodean al AMBA, el suelo viene siendo disputado para la instalación de clubes de campo y countries, por lo que son particularmente afectados los Productores de Agricultura Familiar. Esto encareció el valor de la tierra ya que el precio del alquiler de una hectárea está ahora entre los 6 y 10 mil pesos. Por eso, se viene dando un proceso de expulsión, el corrimiento de los productores hortícolas a zonas cada vez más alejadas de la ciudad.

El Estado no protege a los cinturones hortícolas del AMBA. En realidad, es algo que pasa en todo el país. Eso termina provocando que las ciudades no tengan Productores de la Agricultura Familiar, y que los alimentos deban viajar miles de kilómetros para llegar a las ciudades. La verdura que se consume en Moreno tiene que ser llevada desde La Plata.

Producir verduras genera un circuito económico interesante, porque mueve las madereras locales, las cooperativas que hacen los cajones para la verdura y también al transporte.

En cuanto al tipo de producción, el Municipio puso como requisito que la producción se realice sin agro tóxicos. Los quinteros ya estaban haciendo la transición hacia la agroecología, en La Plata, y como parte del nuevo consorcio se comprometieron a completar su proceso de cambio.

Nación suma apoyo, pero con demoras

La Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación prometió el apoyo al parque agroecológico. Su herramienta es el Programa de Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local –PROTAL-, que nació de una experiencia que se realizó en Daireaux.

“Creemos que esto se puede replicar en otros municipios del conurbano, especialmente los del tercer cordón”, anticipó el secretario de Agricultura Familiar, Miguel Gómez, que señaló al modelo de Moreno como especialmente interesante porque acuerda con privados.

Está pendiente desde el Estado nacional la implementación de políticas del acceso a tierras públicas ociosas. El gobierno está trabajando en la reglamentación de la Ley Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, que se aprobó en 2015.

La Ley crea un Banco de Tierras para poder armar comunidades agrarias, agroecológicas o en proceso de producción agroecológico. En este caso, en base a los predios que tiene a su cargo la Agencia de Administración de Bienes del Estado -AABE- y luego se va a convocar a las provincias y municipios a adherirse.

Colofón

Es imprescindible que se reglamente el uso de la tierra para llevar cercanía a la producción de las huertas y de la Agricultura Familiar. Nuestra Soberanía Alimentaria es prioridad en estos tiempos difíciles. Creemos que esta experiencia debe ser conocida, emulada y enriquecida por aquellos que puedan tomar este tipo de decisiones.

Fuente: Página 12 y elaboración propia

Compartir nota en Facebook