Social y Solidaria

Noticias Mutuales

MUTUALISMO SU PASADO Y SU PRESENTE, LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN DEL SECTOR

Este tiempo de Pandemia nos ha brindado tiempo para reflexionar sobre un mundo que cambio de un día para otro.

La mayoría de las personas en aislamiento esta urgida por una pregunta “¿Esto cuando pasa? Queremos volver a la “normalidad”; sin pensar que estamos diciendo cuando hablamos de “normalidad” ¿Será volver a lo que hacíamos?

Seguir consumiendo igual, tener y mantener el mismo estatus, seguir contaminando y envenenando la naturaleza, comiendo alimentos inadecuados, posibilitando que los beneficios se acumulen en unos pocos y la marginalidad sea para las mayorías, etc.

Que el manejo de los contenidos de la comunicación sea un privilegio para pocos y quesean los que nos digan que pensar y cómo interpretar en forma “normal” lo que creemos que es la “realidad”; es como regresar a un infierno conocido sin objetar su sistema.

Establecer un mundo solidario

Creo que debemos pensar que la “sociedad normal” que ha producido esta catástrofe humana, no puede regresar sin que nosotros en forma individual o colectivamente no hagamos el planteo de establecer un mundo solidario, justo, con una economía humana, que respete a la naturaleza. Que sea inclusivo, que no discrimine por sexo,color, raza o religión y cuando afirmo esto estoy diciendo un mundo cooperativo y mutualista.

Estamos hablando de otro modelo de organización social, no solamente la mutual es una herramienta social para hacer cosas y dar servicios, sino fundamentalmente es una escuela de vida y de convivencia, basada en el fundamento de que en comunidad nos necesitamos los unos a los otros, sobre la base de la confianza y el cuido de lo “Mutuo”.

Podemos englobar en este concepto el quehacer económico de los hombres y sus comunidades, generando puestos de trabajos, produciendo bienes, dando servicios de salud, vivienda, educación, deportes, turismo etc.

Porque hay quienes quieren ponernos como actores de una economía marginal o de ser la ambulancia de los desastres que deja el sistema neoliberal de mercado. Somos una economía real con cientos y miles de empresas sociales con presencia territorial que producen bienes y servicios administrados por cada comunidad.

Pasado y presente del mutualismo

Cuando hablamos del pasado y presente del Mutualismo estamos hablando de una historia viva de la ayuda mutua que la humanidad sin distingo de razas ha usado para enfrentar las crisis, las pestes, las hambrunas, la desocupación, las enfermedades, las guerras, el desamparo etc.

Nos atraviesa un mensaje que viene de la profundidad de los siglos “yo te ayudo y tú me ayudas”, “la unión hace la fuerza” “la solidaridad es un fuerza y energía inagotable que se plasma en el socorro mutuo, en la mano fraternal para ayudarnos a caminar”

El mutualismo se instala en la Argentina a través de la gran corriente migratoria defines del siglo 19 y a principios del 20. Los inmigrantes traían muchas necesidades y posiblemente, agotados por las guerras querían una vida nueva, además de estos anhelos traían en su cultura la idea de que nadie se salva solo, que la ayuda mutuales permitía enfrentar el desamparo, la enfermedad, la falta de trabajo y el resguardo de sus vínculos culturales, en una pampa que no tenía límites y donde estaba todo por hacerse: nacieron de esta forma las entidades de socorros mutuos y allí donde se establecía una comunidad en cada plaza estaban juntas a las organizaciones emblemáticas, el Municipio, la Iglesia y la Sociedad de Socorros Mutuos Italiana, Española, Cosmopolita, etc.

Siempre enfrentaron las crisis acompañando a sus asociados y comunidad a enfrentarlas en la mayoría de las veces por ausencia del Estado o acompañándolo en una tarea subsidiaria, por eso dice en los considerandos de la Ley de Mutualidades 20.321 que el Estado las reconoce por la “significación social de la estructura mutualista y las posibilidades que ofrece como medio idóneo y eficaz para impulsar el desarrollo social del país”.

Pudo establecer así los beneficios y la oportunidad de legislar una adecuada y actualizada política capaz de proyectar ala organización mutualista como factor de acción comunitaria con eficiencia operativa y así resolver al menor costo social muchos problemas fundamentales que interesan al Estado.

Algunos ejemplos:

-La Sociedad Italiana de Morón fundada en 1867,fue fundamental para ayudar frente a la epidemia de fiebre amarilla de 1867 y 1871 que diezmó la población de la Ciudad de Buenos Aires. En esas épocas se multiplicaron la fundación de Sociedades de Socorros Mutuos ante la ausencia del Estado.

-En Paraguay luego de la guerra de la Triple alianza (1864-1870) Se fundan las primeras mutuales de Socorros Mutuos para enfrentar la catástrofe humana que conllevó también un desastre demográfico: según las distintas fuentes, el país perdió entre el 50 % y el 85 % de su población y quizá más del 90 % de su población masculina adulta.

El mutualismo es tan antiguo como la propia humanidad y tiene sus orígenes en las propias contingencias humanas de necesidades de todo tipo, por eso es tan importante revalorizar lo que tenemos para enfrentar un presente lleno de incertidumbre, dónde las crisis de los sistemas aumentaron exponencialmente las necesidades y donde exista una necesidad existe una oportunidad de servicio.

El Mutualismo tiene en sus Valores el ADN que permite sentar las bases de sudesarrollo y que le han permitido superar todos los ataques, que fueron siempre persecuciones de todo tipo, hasta las más graves de 2017 y 2018 cuando se atacó su propia identidad jurídica.

Sus Principios y Valores son la Libertad, la Democracia, la No Discriminación, el sentido de la Equidad, el fin social y humano y no el lucro, la Ayuda Mutua y la Responsabilidad Social. A los que se agregan el compromiso con el desarrollo local y regional. Esto es lo que puede aportar hoy el Mutualismo porque en un mundo donde se perdió el sentido la solidaridad será la piedra fundamental para una nueva sociedad.

La educación del sector

Otra gran pregunta es ¿Dónde nos educamos en estos Valores? ¿Dónde están las escuelas y las Universidades que educan en estos saberes? Son muy pocas, en la mayoría los contenidos están orientados para educar con el paradigma del liberalismo y libre mercado. La CAM se ha planteado seriamente romper estos paradigmas y aportar con cursos a través de su Campus virtual una educación y capacitación pertinente basadas en Valores de la mutualidad y de la cooperación; este proceso coronará con la apertura de su Universidad a distancia que actualmente está en proceso de constitución.

Personalmente, mi vida ha transcurrido en su mayor parte como docente y capacitador de dirigentes e integrantes de cooperativas y mutuales, usando técnicas de taller con contenidos participativos y pertinentes que surgían de los propios educandos,respetando sus culturas y saberes culturales propios, para reflexionar sobre ellos y aplicarlos en sus propias realidades, que son sus entidades de base.

Finalmente, las mutuales son verdaderas escuelas de vida y de autogestión para resolver las demandas de cada sociedad.Si sobrevivieron a todas las crisis, epidemias, pandemias, guerras etc., seguramente tienen en sí el secreto de sobrevivir y adaptarse a todas las épocas.

La importancia de la Comunicación

Hablemos ahora de la importancia de la comunicación en nuestro sector, en esta cuestión nuestras entidades tienen mucho para hacer, porque es un capítulo pendiente.

Quizás, porque las entidades han sido siempre y en su mayor proporción entidades de cercanía y han privilegiado la atención personalizada de los asociados y muy pocas incorporaron las tecnologías de comunicación a través de internet y las redes sociales.

Estas carencias han preocupado en forma permanente a dirigentes de órganos de segundo y tercer grado. Especialmente FEMUCOR fue y es una Federación que planteó esta estrategia de comunicación desde hace más 10 años con la incorporación de las nuevas tecnologías: página web, new letter, Facebook, grupos de WhatsApp etc., de tal forma que en gran medida hoy la dirigencia sigue comunicada en el día a día y no la toma desprevenida frente a la emergencia de la Pandemia.

El desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación -TIC- ha seguido diferentes caminos y ramificaciones y aquello que fue una opción que postergábamos para más adelante hoy es una necesidad casi vital como el aire, para ayudar en esta emergencia. Son grandes los cambios producidos desde marzo a la fecha, para señalar algunos: hoy las reuniones de Comisiones Directivas son por videoconferencias, utilizando estas herramientas se generan cantidad de foros y conversatorios, a nivel local, regional y mundial etc. que dos meses atrás hubieran sido inimaginables, por las imposibilidades económicas y laborales de los dirigentes.

Los jueves participo con latinoamericanos, los sábados con españoles etc. Todo sin salir de casa, y al menor costo.

Muchas entidades están incorporando App para vincularse con sus asociados.

Algunas recomendaciones

Como sugerencias prácticas para nuestros dirigentes y entidades de la Economía Social y Solidaria, comento las reflexiones del Congreso Internacional de Mutualismo y ESS con perspectiva de género realizado el 2 de diciembre de 2019, que dejó profundas reflexiones y propuestas en el Eje N.° 1 que trató los temas: “Nuevas tecnologías como oportunidad de creación de comunidad y desarrollo económico solidario”.

Cuarta Revolución Industrial y las Fintech, e-commerce.

  • Reconocer y aceptar la incidencia de las nuevas tecnologías y Fintech, y la necesidad de incorporarlas a los servicios que se brindan desde la lógica que articula la Economía Social y Solidaria.
  • Promover la integración de mutuales, para la conformación de Fintech.
  • Favorecer la integración de las/os jóvenes y los aportes que pueden realizar por su condición de nativas/os digitales, en el proceso de pensar y procesar las nuevas formas de relaciones, producción y consumo, considerando la perspectiva de género.
  • Apostar a la profesionalización y capacitación para las/os directivos/as y trabajadores del sector.
  • Reconocer a la tecnología, como un medio que garantiza la accesibilidad, en particular, para sectores qué, por diversas razones -por ejemplos geográficas-, no pueden acceder.
  • Asumir la existencia de nuevos actores y sus redes, que crean y regeneran nuevos servicios, comercios e industrias.
  • Generar convenios de reciprocidad con las entidades que han desarrollado herramientas innovadoras desde la Economía Social y Solidaria y acreditan experiencia en su utilización.
  • Incorporar las herramientas digitales disponibles, para mejorar la comunicación con las/os asociados/as y comunidad donde desarrollamos nuestra actividad.
  • Desarrollar desde el sector e integrarnos a plataformas que ofrezcan la diversidad de servicios que brindamos.
  • Digitalizar todos los procesos posibles, desde el afiliatorio.

Debemos comprender que la base del desarrollo de las organizaciones es la confianza y que esta se sostiene por la transparencia y la comunicación de nuestros actos, la falta de visibilización positiva del mutualismo es y será parte de lo que debemos enfrentar, para que la sociedad nos conozca. El silencio es una forma decomunicar donde el receptor queda en libertad de pensar lo que quiera del emisor.

Los liderazgos de estos tiempos

La gran tarea que tenemos como sector es que necesita lideres convencidos de sus Valores y Principios, que vienen desde los albores de la humanidad, que sean solidarios y autogestionarios; que sepan escuchar;generar alianzas para tener incidencias políticas en lo local, regional y nacional; lideres abiertos al cambio, que tengan la posibilidad de ver la realidad aumentada y sus oportunidades. Que comprendan los nuevos paradigmas, que puedan y sepan comunicarlos. Que se sustenten en los valores morales de la mutualidad y cuiden el recurso más preciado: la confianza.

Colofón

En el gran debate de cómo seguimos después de la pandemia y a la hora de defender y proponer nuestros Valores como modelo organizativo de la sociedad, que visualizamos más justa y solidaria, tenemos que hacer uso de canales de comunicación desde lo local y regional sumado a voces e instituciones a niveles nacional,latinoamericano y mundial bajo un eslogan que se ha usado para otras luchas y que podríamos armar desde lo que sentimos, pensamos y hacemos: “La solidaridad mutual es hermosa”

Compartir nota en Facebook