Social y Solidaria

Noticias Cooperativas

SE ESPERA QUE EL ENACOM ABRA EL DIÁLOGO

Ante el vencimiento de un plazo las cooperativas esperan la reglamentación del decreto 690, que declaró esenciales a la TV, telefonía e internet.

Dice el Decreto en su artículo cuarto “Suspéndase, en el marco de la emergencia ampliada por el Decreto N° 260/20, cualquier aumento de precios o modificación de los mismos, establecidos o anunciados desde el 31 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2020 por los licenciatarios TIC, incluyendo los servicios de radiodifusión por suscripción mediante vinculo físico o radioeléctrico y los correspondientes al servicio de telefonía fija o móvil, en cualquiera de sus modalidades.Esta suspensión se aplicará a los servicios de televisión satelital por suscripción.

También se norma que los precios que se fijen deberán ser justos y razonables, cubrir los costos de la explotación, tender a la prestación eficiente y a un margen razonable de operación”.

El vencimiento del plazo estipulado al 31 de diciembre/20 y el silencio de ENACOM desvela al cooperativismo que atiende estos servicios esenciales,

Se pronuncian CATEL, COLSECOR y FEDECOBA

“Según los plazos del propio Gobierno nacional, la letra chica del decreto debería estar lista antes de fin de año. Así lo manifestó en octubre la secretaria de Innovación, Micaela Sánchez Malcolm, en una entrevista concedida al diario Tiempo Argentino.

Lo cierto es que iniciado diciembre, no ha habido señales al respecto y aumenta la preocupación de quienes hoy brindan servicios de comunicación en medianas y pequeñas localidades de gran parte del territorio nacional.

Faltando menos de un mes para que finalice la vigencia del decreto, las cooperativas integradas en la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones –CATEL-, la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires FEDECOBA- y COLSECOR enviaron una carta al titular del ENACOM Claudio Ambrosini, planteando la urgencia del tema, donde expresaron “la insostenible situación económica” de sus asociadas, tras el cumplimiento de la normativa fijada en el contexto de la pandemia por la Covid-19.

“Desde el dictado de la norma nos hemos puesto a disposición de la autoridad de aplicación para hacer nuestro aporte en el trabajo del diseño de los criterios conceptuales y de orden práctico, para la reglamentación del Decreto”, expresaron las entidades.

Tanto FEDECOBA, CATEL como COLSECOR manifestaron en el escrito dirigido al ENACOM la necesidad imperiosa de considerar las particularidades de un sector que se diferencia de las empresas lucrativas y viene arrastrando un retraso tarifario respecto a los aumentos que realizaron los grandes operadores. Antes del decreto, las cooperativas no actualizaron sus abonos y esta situación hoy las pone ante una dificultad intransitable en el contexto actual.

Las prestatarias cooperativas, señalan especialmente, que la demora en la reglamentación del decreto 690 genera incertidumbre en un aspecto devenido del cumplimiento del artículo 2 de la resolución 1522/2020, que establece que ante cualquier modificación contractual de quien brinda el servicio debe ser comunicada con antelación a los usuarios / clientes con no menos de 30 días corridos, previos a la implementación.

La medida de gobierno, dejó como evidencia el riesgo de la sostenibilidad de los servicios y de las estructuras productivas, fundamentalmente de las empresas pequeñas y medianas, y no se reparó en los esfuerzos de los usuarios, que también son asociados, en el caso de las cooperativas.

Como entidades de la Economía Social y Solidaria, la presencia de las cooperativas se enclava en las pequeñas y medianas poblaciones, donde hace décadas llevan prestaciones esenciales y públicas, como parte de los derechos de ciudadanía”.

Angel Echarren

Ángel Echarren de FEDECOBA

“No podemos actuar sin la reglamentación, hemos ofrecido la posibilidad de participar en una mesa de diálogo, pero no nos convocan, entonces no podemos opinar. 

Se necesita que se definan antes del 31 de diciembre para saber que vamos a hacer a partir de enero/21.  Al menos que nos digan cómo podemos actuar,

Haciendo un paralelo, la energía no se puede cortar, pero por lo menos nos dicen quienes son a los que no hay que cortarle; hay gente a la que sí se le puede cortar. Existe una previsibilidad.

Esto no se ha analizado desde el ENACOM ya que no todos los usuarios están en igualdad de condiciones: nadie va a estar en contra de poner un paraguas, una cobertura, al que más está padeciendo o al imposibilitado de pago.

Pero hay gente que está facturando más que antes, y se está beneficiando indebidamente.

Queremos que nos permitan trabajar juntos en una mesa, donde veamos las distintas realidades, tratemos a cada uno por su realidad, aunque no haya aumento para todos.

Además, los costos de Internet de ancho de banda son dolarizados, que es otra incongruencia; a las Telco les pagamos a valor dólar; el que compra a ARSAT puede pagar en pesos, pero los que no accedemos a ARSAT, tenemos que caer en Telefónica, Telecom, y es a valor dólar.

En resumen: falta la reglamentación para que ENACOM nos diga qué nos permiten y qué no nos permiten, estamos muy atentos a este tema.

Si se hace la reglamentación antes de fin de año el 1º de enero se podría actualizar. Lo ideal es que nos digan cómo se va a programar, lo peor sería que prorroguen y se siga sin poder aumentar”.

Compartir nota en Facebook