Social y Solidaria

Noticias Cooperativas

TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LAS COOPERATIVAS

En el 19° “Seminario Gaúcho do Cooperativismo”, realizado por Sescoop/RS vía teleconferencia el tema central fue la transformación digital en el cooperativismo, en búsqueda de caminos para un desarrollo cada vez más sostenible e innovador en las sociedades cooperativas.

El Dr. Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional afirmó que los desafíos digitales se deben encarar con una matriz inclusiva, democrática y solidaria.

Dr. Ariel Guarco – presidente de Cooperar y de la Alianza Cooperativa Internacional.

“Tenemos al menos, tres desafíos concretos en relación con la transformación digital:

El primero, poner las nuevas tecnologías de la información y la comunicación al servicio de la participación democrática de nuestros asociados.

El segundo, desarrollar plataformas cooperativas para crear trabajo decente, para multiplicar oportunidades y para evitar la precarización laboral.

Y el tercero, impulsar fintech cooperativas, empresas que estén en manos de la comunidad para contribuir a la democracia del sistema financiero y para que las herramientas financieras sirvan a la economía real en cada territorio.

Los desafíos son similares, por supuesto, para las cooperativas que se desempeñan en la salud, en el consumo, en la producción agropecuaria o en cualquiera de las otras ramas de la producción y los servicios.

Cambiar el paradigma

Debemos promover procesos de transformación digital con una clara matriz inclusiva, democrática y solidaria. No alcanza con hablar de transformación digital si no encaramos simultáneamente el reto de la inclusión digital.

Muchas veces, en el medio de las transformaciones constantes y aceleradas de los procesos de producción y consumo, se llevan adelante otras transformaciones que son mucho más trascendentes.

Son las transformaciones sostenidas por personas, o por conjuntos de personas, que cambian el paradigma a la hora de organizar socialmente esos procesos de producción y consumo.

Qué entendemos por tecnologías

Tomamos a las tecnologías como insumos que otros, más avanzados que nosotros, son capaces de renovar y de ofrecer constantemente y que, si logramos incorporarlas a nuestras empresas, a nuestros hogares, incluso a nuestros países o regiones, vamos a mejorar nuestra manera de producir y de consumir, y vamos a disfrutar de un mayor bienestar.

En esa generación constante de nuevas tecnologías están en juego muchos de los factores que hacen a la histórica dependencia de muchos de nuestros países respecto de otros.

Con ellas se pone en riesgo nuestra privacidad, se justifica la precarización de los puestos de trabajo y hacen menos humana nuestra relación con los demás y con el ambiente.

Podríamos resumir diciendo que hay asimetrías globales que hacen imposible generar en casi todo el hemisferio sur las condiciones para equiparar los niveles de inversión en ciencia y tecnología de las potencias del Norte.

Como resolver la encrucijada

Nuestra identidad, nuestra trayectoria y nuestra presencia a escala global nos ponen en un lugar clave para resolver esta encrucijada.

Lo que nos hace diferentes, lo que nos hace mejores y lo que nos vuelve indispensables en este momento histórico, es nuestra capacidad de organizar la economía y la sociedad de tal manera que podemos generar y distribuir recursos, que podemos innovar, que podemos agregar valor a la economía, que podemos incluso acumular capital, pero siempre con un objetivo claro, que es satisfacer las necesidades y aspiraciones de las personas y el ambiente.

En otras palabras, para nosotros el ser humano y el ambiente deben estar siempre en el centro de la escena, y cualquier transformación en los modos de producir y consumir debe estar subordinada a esta otra transformación social que los cooperativistas han hecho realidad en estos últimos 175 años y que le muestra hoy al mundo entero un horizonte más solidario, más inclusivo y más justo hacia dónde ir.

Un desafío universal

Un reciente informe de la CEPAL, el Centro de Desarrollo de la OCDE, el Banco de Desarrollo de América Latina y la Comisión Europea sugiere que la transformación digital en Latinoamérica puede ayudar a hacer frente a la situación socioeconómica actual, impulsar la productividad, fortalecer las instituciones y lograr niveles más altos de inclusión y bienestar. El informe también destaca el papel clave de las alianzas internacionales para aprovechar los beneficios de la transformación digital.

Pero advierte que el acceso a Internet está lejos de ser universal. En la región, el acceso a banda ancha no llega al 50%. Mientras que el 75% de la población más rica de América Latina usa Internet, solo lo hace el 37% entre la población más empobrecida”.

Colofón

Al concluir su presentación, el presidente de Cooperar y de la ACI sostuvo que, “o las personas y las comunidades son sujetos pasivos de transformaciones pensadas y ejecutadas para concentrar cada vez más la riqueza mientras millones de seres humanos en el mundo aún no cuentan con lo más mínimo para poder llevar adelante una vida digna, o las personas y las comunidades son protagonistas de las transformaciones necesarias para que la economía esté en manos de las personas y todos puedan mejorar su calidad de vida, sin dejar a nadie atrás”.

Compartir nota en Facebook