Social y Solidaria

EL GRUPO BUENOS AYRES: POR BUENAS MASCULINIDADES

La Asociación Mutual del “grupo buenos ayres” inicia un “Curso de Fortalecimiento de Espacios Asistenciales para varones”, está financiado por el INAES para llegar a 200 profesionales de todas las disciplinas de la zona sur que se quieran entrenar en formar grupos de varones que ejerzan violencia. Diez distritos están comprometidos para trabajar y generar grupos de asistencia para varones: Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza, San Vicente, Berazategui, Florencio Varela y Quilmes. Es un curso muy ambicioso destinado a tener un gran impacto en la Red Argentina por Buenas Masculinidades. Hay una parte virtual y luego talleres inter – distritales para fortalecer las regiones. Asistió para la Apertura la Lic. Mirta López del INAES y para el cierre el Sr. César Malato de FEDESAM.

Lic. María Eva Sanz- Presidenta de Asoc. Mutual “grupo buenos ayres”

Tenemos en la Confederación Argentina de Mutualidades una Secretaría de Equidad de Género, pero nos falta construir un espacio que involucre a los varones para resolver el tema de la violencia en la mujer para alcanzar el progreso de sus derechos y la Equidad de Género.

La asistencia que se hace a los varones tiene el objetivo de que, además de modificar su conducta, aprendan otros lenguajes y puedan replicarlo a sus pares. Hay una disponibilidad en los varones para aprender otro modo de relacionarse con las mujeres, y así dejar de lado conductas no deseadas que tienen naturalizadas. De este modo se puede avanzar con la prevención de la violencia.

La Red Argentina por Buenas Masculinidades por la Equidad fue articulada con organizaciones sociales de mujeres y de derechos humanos y de ella formamos parte. La interacción disciplina las redes, cómo se puede articular con la red social, qué instituciones fomentan el patriarcado, y ameritar las que tienen buenas prácticas disciplinarias y transdisciplinarias. Esto produce una gran transformación social.

Patriarcado

El Patriarcado es un sistema de opresión que se entrelaza con otros sistemas como el colonialismo, el capitalismo, etc. para generar todas las violencias a través de la ideología del machismo.

Se constituye el machismo en la raíz de la cultura tradicional con violencia legitimada y mujeres que se perciben como objeto, conformando una asimetría de poder que precede a la acción abusiva en la pareja.

El patriarcado no entiende las diversidades, todo lo diverso no tendría que existir. Uno de los micromachismos naturaliza el cuidado a manos de la mujer.

Si vivimos con igualdad, la cultura va a ser de igualdad. Los hombres aprenden a ser hombres y eso se puede desaprender. Esto es para que las familias vivan mejor, la paz sea posible, nadie tiene que ejercer la violencia ni recibirla, ningún femicidio será posible si todos ponemos nuestro granito de arena para lograrlo.

Cuando hay una conducta violenta y se aprende a modificarla, se transforma todo el entorno

Mitos y verdades

Hay un mito de que el hombre que ejerce violencia es de clase baja; no es así, la violencia se ve en hombres de todas las clases sociales sin importar su contextura física, ni su color de piel.

Puede ser que el varón pida ayuda voluntariamente porque ejerció violencia y se asustó. Entonces, lo tenemos que ver en cuatro dimensiones: qué siente; como piensa; qué es lo que hizo; cómo se relaciona con los demás. Ahora los separamos a los efectos didácticos, pero no es tan sencillo en el análisis real.

Hay que saber que la conducta violenta se puede prevenir.

También tenemos que tener en cuenta lo biológico y vincularlo a lo social.

Cuando separamos los objetos de conocimiento se generan las disciplinas, todas aportan algo, pero hay que articularlas con el ser humano y su contexto.

Se dice que ahora en lugar de saber más, sabemos menos.

Modelos para armar

Nuestro modelo es horizontal, no es jerárquico; no es casual que una mutual pueda hacerse cargo de estos estudios con todo tipo de profesionales.

El hombre no está aislado, está dentro de un exosistema. Hay que ver qué instituciones lo ayudan, salud, escuela, estudios, trabajos, iglesia, club, la ideología se transmite. Surge de una estadística hecha años atrás, que los más violentos son los médicos. 

El macro sistema se instala en las creencias, acá hay mandatos, miedos, estereotipos de género, leyes. Es un hombre producido en una cultura, hace actos de violencia y aunque dice “yo hice todo bien”, al mismo tiempo puede ser productor de cambios culturales en nuestro entorno más inmediato. Se está socializando, para ser distinto.

Hay que estudiar también sobre el control social, quién controla, donde están los excesos de control.

El lenguaje ha invisibilizado a las mujeres que son el 50% de la población, Los mismos varones no saben cómo deben ser, esto surge de una necesidad emergente. Este modelo es integrativo y multifuncional.

Modelo alternativo de masculinidad:

Consenso, respeto recíproco, equilibrio de poder, sin comportamiento abusivo.

Objetivos específicos: reducir abuso de poder, que se asuman las responsabilidades, detener la violencia física, detectar los diferentes tipos de maltratos, desarrollar empatía, incrementar la autoestima, que sea protagonista de la paz social. Los varones violentos no son todos iguales, hay agresores físicos, cíclicos y controlados.

Sicopáticos no pueden ingresar. No alcanza al 5% las conductas sicopáticas, la mayoría de las violencias se pueden atender.

En 12 años de trabajo no se han tenido reincidencias con episodios graves.

Tenemos que vaciar un poquito el vaso para que entren las nuevas ideas. Todo trabajo con varones requiere garantizar la asistencia a mujeres.

Nos tomamos el desafío de generar nuestros propios instrumentos a partir de los resultados del proceso grupal que dura aproximadamente un año. 

Dra. Mirta López -INAES – Lic. en Ciencias de la Educación; abogada y Directora de Fomento y Evaluación de Proyectos Cooperativos y Mutuales

“Esta capacitación se eligió entre 150 proyectos a evaluar.  Nos pareció importante e innovadora esta temática para atenuar la violencia en la sociedad y queremos comprometer a la Asociación Mutual «Grupo Buenos Ayres” para capacitar al propio INAES en este tema.”

Lic. Elizabet Layseca–Proyectos y grupos

“Las personas destinadas a una “Capacitación de Masculinidad” pueden estar vinculadas a la Cultura, la Educación, la Salud, al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de Clubes y a Programas Provinciales, entre otros.

Es importante conocernos entre las personas de distintas disciplinas, estamos abogando por la intersectorialidad con co- responsabilidad; por el otro lado hay que incluir el tercer sector, las ONG, las iniciativas comunitarias, para un trabajo con experiencias innovadoras y mancomunado para ver el lugar de los varones en esta lucha por el derecho de las mujeres, ya que al trabajar lo grupal, los varones pueden aprender otro lenguaje que puedan replicar a sus pares. Hay una disponibilidad en los varones para aprender y modificar conductas. Hay conductas aprendidas que están naturalizadas. Se pueden prevenir las conductas violentas. 

Es importante que las organizaciones de la comunidad tengan esta iniciativa.

Lic. Paula Santos Sanz
Coordinadora de Capacitación

Estableció los lineamientos del curso, la forma de comunicación, y la asistencia que se brindará a los participantes. También las particularidades del curso virtual.

Desmontar el Patriarcado
Lic. Cecilia Martin

Marco legal que nos respalda ante sobre violencia de género:

1.- Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW)

2.- Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (Convención Interamericana de Belén do Pará)

3.- Cuarta Conferencia Internacional de la Mujer de 1995.

4.- Reforma Constitucional de 1994.

5.- Ley Nacional N.º 26.485 de protección integral para sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los lugares donde se desarrollen sus relaciones interpersonales.

Nos preguntan por qué asistimos a varones como si estuviera mal, destinar recursos a quienes ejercen la violencia. Es para hacerlos responsables de su conducta, qué, por cierto, es aprendida y esto resuelve conflictos. En general, los estudios están centrados en mujeres y el tema de los varones es un punto ciego.

Se asiste a varones para proteger a mujeres, niños y niñas; el patriarcado afecta negativamente tanto a mujeres como a varones. No hay que generar más enfrentamiento, sino mostrar los costos que provocan al mismo varón esta situación.

La violencia simbólica es la que permite que todas las otras formas de violencia tengan lugar. Es el tipo de violencia invisibilizada y naturalizada y sustenta a las demás.

Otras violencias son la física, psicológica, sexual y económica.

Toda persona tiene derecho a vivir y a desarrollarse plenamente. El varón cumple un estereotipo y debemos darle una motivación para el cambio.

Estereotipos de Género

De acuerdo a los estereotipos las mujeres son: más débiles, necesitan protección masculina, son dependientes, se preocupan por la apariencia física, y se dedican a la tarea de cuidados. Los varones son fuertes y agresivos, independientes, deben reprimir sus sentimientos y deseos, no se fijan en su apariencia física, trabajan para el éxito y las ganancias económicas.

La masculinidad tradicional nos dice que el hombre es:

Competitivo, está centrado en logros externos, depende del intelecto, soporta el dolor físico; reprime sentimientos.

La población más vulnerable son las mujeres, niños y niñas; adultos mayores y personas con capacidades diferentes.

César Malato, Presidente de FEDESAM y miembro de Consejo Directivo de CAM

Esta es una actividad novedosa, y valoro la actitud de los profesionales que trabajan con temáticas sociales porque es un tema fuerte y duro, donde se receptan sólo problemas que llevan su tiempo instalados y que están al borde del estallido.

Las crisis nos afectan desde hace mucho tiempo en Latinoamérica, más los que le ponen el cuerpo a diario en la interacción profesional, o los que trabajan en oficinas que tienen atención al público deberían rotar de actividad al cabo de cierto tiempo para poder preservarse.

Algunos expertos caracterizan en las crisis económicas algunas implosiones, para adentro, en la propia familia, trabajo, escuela, es interesante poder entrar en esta problemática para tratar de atenuar el impacto de las mismas.

En esta etapa todos estamos hablando de cuestiones que tienen que ver con la emergencia, la que está en los medios en estos días y tiene que ver con personas reales, es la “emergencia alimentaria” y no se relaciona con lo político sino en poder articular esfuerzos, no sólo económicos, sino también humanos para ver qué hacemos con las personas que la están pasando mal en este país;  la segunda cuestión  es que se facilite el acceso a los remedios, sobre todo a las personas mayores y a los niños. Es el Estado el que tiene que mover los mecanismos para dar solución a este tipo de emergencia, y la tercera emergencia es el múltiple default que no es solamente es económico, sino también lo que se vive diariamente, la violencia familiar y entre vecinos, allí se producen los micro estallidos, en la familia y en el barrio. Es imposible pensar que se desarrolle una comunidad sin trabajo. El trabajo es un ordenador social. Y por último tenemos el default económico que eso se lo dejo a los especializados.

César Malato - Lic María Eva Sanz
César Malato - Lic María Eva Sanz
Elizabeth Layseca-María Eva Sanz - Mirta López
Elizabeth Layseca-María Eva Sanz - Mirta López
Lic. Cecilia Martín
Lic. Cecilia Martín
Lic. Elizabeth Layseca
Lic. Elizabeth Layseca
María Eva Sanz - Paula Santos Sanz
María Eva Sanz - Paula Santos Sanz
César Malato
César Malato
Compartir nota en Facebook