Social y Solidaria

WhatsApp Image 2021-09-09 at 12.19.41

Noticias Mutuales

ESPIRITUALIDAD EN EL 5to TRAYECTO DE COSTA RICA

Costa Rica con un sólido desempeño se suma al éxito y a la buena asistencia de los Trayectos de Formación que antecedieron al presente, que, según su coordinadora general, la Lic. Nora Landart, son “una construcción que se va haciendo con el aporte luminoso de cada una de las coordinadoras de los países.”

Placa Laura Varela - Yasy Morales Chacón

A las participantes del 5to Trayecto de Formación de las Mujeres de la Economía Social y Solidaria organizado por la Red Latinoamericana les prodigó una cálida bienvenida la vicerrectora de la Universidad de Acción Social de Costa Rica y en el intervalo la vital y encantadora Guadalupe Urbina nos prodigó un bello momento musical.

Por su parte Yasy Morales presentó un amplio currículo de la disertante la Dra. Laura Varela Castro y ella misma a la vez, tiene una amplia experiencia y es reconocida por su defensa del planeta al reconocer que “el tema ambiental es una problemática que va desde lo local hasta lo global”.

Hacemos notar que la Red Latinoamericana de Mujeres de la Economía Social y Solidaria cuenta con el impulso dado por la Confederación Argentina de Mutualidades,

Atención con los interrogantes: las preguntas de estos Trayectos de Formación contestan muchas de nuestras dudas. Les recomendamos ver el discurso completo de la disertante.

Dra. Marisol Gutiérrez Rojas vicerrectora de la Universidad de Acción Social de Costa Rica

“Nuestro análisis tiene implicancias culturales, política, económicas y de Derechos Humanos en general. Para nosotros este es un hecho importante. Esta tarea es importante y también darnos cuenta que siguen floreciendo, los Valores humanos, la Solidaridad

Vivimos en un escenario egoísta; las mujeres hemos sido penalizadas en lo estructural y en lo simbólico, esta pandemia ha puesto en descubierto la desigualdad, pero también la valentía de las mujeres que cuidan la familia, la naturaleza,

Por eso es el momento de dar espacio, valorar y comprender las ideas que tenemos mujeres y hombres sobre los derechos. Tenemos, en nuestro trabajo, que mantener vivas la memoria de las mujeres luchadoras que nos ha precedido”.

Para las mujeres los Valores cuentan

En este Quinto Trayecto de Formación de la Red Latinoamericana de las Mujeres de la Economía Social y Solidaria, desde un punto de vista lúdico, se puso en primer lugar el tema de las cualidades y los Valores asociando el nombre de cada participante a los mismos y luego elegir uno de ellos para llamarnos así en el chat.

Fue hermoso ver el chat con los nombres de: Libertad; Lealtad; Amor; Armonía; Amistad; Solidaridad; Esperanza; Compromiso; Ímpetu; Empatía; Igualdad; Justicia; Gratitud; entre otros.

¿Nos olvidaremos alguna vez del Valor que nos identificaba a nosotras? Yo creo que no.

Dra. Laura Varela Castro - Docente del Programa de la Economía Social y Solidaria en la Universidad de Costa Rica

“Existen múltiples formas de ser feministas, y depende del tiempo histórico, de la matriz cultural, es una pluralidad. Vamos a considerarlo bajo dos enfoques: la economía y la espiritualidad. Toda comunidad se expresa con la forma de vivir su espiritualidad y las formas de la economía, dos dimensiones que hace a la construcción humana de los pueblos.

En las dimensiones que nos tienen acostumbradas, tendemos a creer que de economía hablan solo los economistas y en la espiritualidad pensamos que de eso se encargan las religiones. Sin embargo, ambas pertenecen a la misma vida humana”.

Crisis civilizatoria

En cuanto al contexto, la humanidad pasa por una crisis que se ha dado en llamar “civilizatoria” y se la llama así porque tiene una incidencia en lo espiritual; en lo ecológico; en lo económico; en lo cultural; en la salud y tiene que ver en todo lo “humano”, y transforma nuestra manera de entender y de enfrentar la realidad.

Es una crisis de la economía del egoísmo y de la destrucción de la tierra, dónde se favorece a algunas clases sociales por encima de otras y se expresa en alimentos inseguros y en agotamiento emocional.

Crisis de racionalidad

Desde la espiritualidad se entiende que también hay una crisis de racionalidad, un exceso de la misma, porque pasa por encima de lo cognitivo y de lo espiritual. Es parte de la crisis dado que el mundo no funciona como se ha pensado que tenía que funcionar: la política; el desastre climático; el conocimiento, todo se centra en el egoísmo; se favorece a algunas comunidades por encima de otras, hay una profunda desigualdad detrás de los sueños del Progreso.

Se expresa también en que nos sentimos inseguros, en el agotamiento de las personas y un consumo de internet y de contenidos inútiles. Nos queda la esperanza que esta crisis toque lo más profundo de nuestra conciencia y nos permita una transición.

Religión y espiritualidad

Las religiones se forman para mantener a una “comunidad de fe” en una creencia. La espiritualidad, en cambio nos hace conectar profundamente con la vida y de ningún modo es una creencia. Es una relación interna con el misterio de la vida y cada persona lo hace de una manera única ya que interpretamos lo divino a través de un lenguaje simbólico.

Toda segmentación cultural tiene una concepción particular de lo divino y de lo sagrado que está impregnada de Valores culturales, y también se expresa en la economía.

Porque vivimos de una manera en que se comercializa todo; y también hay una tendencia a consumir espiritualidad, que algunas veces se reduce a algunos aspectos preparados a tales fines. Tenemos que proponernos vivir una experiencia que nos nutra; que nos reconozcamos en forma profunda, confiando en nuestro corazón.

Preguntas

¿Cómo es mi relación con el espíritu de la vida?

¿Me relaciono con un árbol? ¿Con una mariposa?

¿Cómo es mi relación conmigo misma, con mi propio ser?

¿Me escucho? ¿Me alejo de lo que me hace daño? ¿Me cuido? ¿Me amo?

Estas son preguntas para todos los días

Espacio grupal con una lideresa costarricense galardonada

Se destacó en este ejercicio Angélica Quirós Mora que fuera galardonada con el premio internacional Mujeres Líderes de las Américas 2021. Una condecoración internacional que se otorga a mujeres del continente por su destacado liderazgo en favor de los derechos humanos, la ciencia, la paz, la seguridad y empoderamiento de mujeres y niñas.

¿De qué forma se hace práctica una ética que genere una conciencia transformadora en nuestros entornos familiares, organizacionales, locales?

¿Se relacionan los temas del sagrado femenino con la sacralidad de la Vida en la tierra?

En el ejercicio en cuestión vino a confirmarnos que “son las acciones las que cuentan, ya que las personas no actuamos por lo otro dice, sino por lo que hace. La mejor lección es el ejemplo”.

Momento musical del encuentro con Guadalupe Urbina - Canción “Agosto Azul”

Colofón

Les dejamos dos opiniones sobre este exitoso 5to Trayecto de Formación:

Rosana Soto - Integrante Mutual de la Comisión de Género (Santa Fe- Argentina)

“Creo que es fundamental poder trabajar la espiritualidad dentro de la Economía Social y Solidaria. El taller fue dinámico, muy claro y muy motivador para repensarnos desde nuestra espiritualidad y desde la dirigencia a la que estamos respondiendo.

Existe una gran crisis civilizatoria. Crisis de racionalidad. Y es fundamental que desde la Economía Social y Solidaria nos formemos sabiendo que esto sucede. Debemos ser conscientes de las imposiciones en los escenarios públicos, políticos y en el mercado de consumo. Es fundamental reflotar nuestra espiritualidad y que la salida contemple un Eco Feminismo comprometido con lo espiritual.”

Silvia Basualdo - Integrante Mutual de la Comisión de Género (Santa Fe- Argentina)

“Nuestra “Comisión de Mujeres Mutualistas Santafesina” a la que representamos un grupo de mujeres empoderadas dentro de la Economía Social y Solidaria nos hemos propuesto ser partícipes de la Red Latinoamericana para hacer visible la necesidad de ampliar la mirada sobre las diferencias en las construcciones sociales de Género y las relaciones que de ellas derivan.

Una mirada que dé cuenta de la existencia de una división del trabajo según el sexo, que todavía asocia la actividad productiva con lo masculino y la de reproducción y cuidado con lo femenino. Es un camino sinuoso pero no menos alentador”.

Share on facebook
Compartir nota en Facebook