Social y Solidaria

Tiempos difíciles

PRIMERA REGLA DE ORO

Defienda a su entidad mientras funcione.
Cuando la entidad cierre las puertas nada se podrá hacer, por eso al menor síntoma de contextos inestables, hagamos funcionar la alarma, reunamos a nuestro equipo, confrontemos, discutamos, pongamos una barricada de estrategias delante nuestro y elijamos una.
Y luego cambiemos lo que haya que cambiar.
Si el piso se mueve ¿por qué vamos a dejar quietas e inamovibles las decisiones y los pensamientos?
Revisemos lo que hacemos y recordemos confrontarlo frecuentemente con la realidad.

SEGUNDA REGLA DE ORO

Para los tiempos difíciles.
Quedarnos inmovilizados es lo peor que puede pasarnos, es preferible hacer algo y luego ir corrigiendo el rumbo.
Las ideas vendrán. Esperar que las cosas se resuelvan solas, que suceda algo inesperado o milagroso, puede ser que nos calme y que los acontecimientos sean más llevaderos, pero en definitiva lo más probable es que no hacer nada, nos llevará a situaciones irremediables.
Si estamos bloqueados, si no “vemos” lo que hay que hacer ¡lo mejor es actuar!
Se sigue para adelante, y esto estimula el pensamiento y la actitud creativa ya que, si hacemos siempre lo mismo no se deben esperar resultados diferentes.

TERCERA REGLA DE ORO

Para los tiempos difíciles.
Encuentre una forma de trabajar que genere la lealtad a la entidad por parte de los empleados, los asociados y los proveedores.
Reafirme que no se va a abandonar la misión a cumplir por la entidad. En situaciones difíciles sea equitativo para alejar todo lo que desaliente.
Si la misión de la organización es lograda y fuerte, los colaboradores van a tratar de ayudar a que se siga cumpliendo.
Los directivos deben reconocer lo que inhibe, intimida o desalienta de la organización. Su función no será solamente motivar, si no identificar aquello que desmoraliza y separarlo.

La democracia

Play Video

Noticias Cooperativas y Mutuales

PARA DESPUÉS DE LA TORMENTA

A directivos/as de Cooperativas y Mutuales

Siempre que llovió paró, pero después de la tormenta ¿Cuál será la situación en la que, quedaremos? Es mejor que estemos preparados para acomodarnos a lo que venga.

Esta es una primera entrega para afrontar las épocas de incertidumbre, tenemos algunos tipsútiles para darles aparte y les seguiremos transmitiendo experiencias a través de documentos, audios, videos, siempre que les interese.

Veamos que podemos hacer juntos.

Una filosofía para la incertidumbre

Compartir nota en Facebook