Social y Solidaria

CONFEDERACIÓN MUTUAL: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La celebración fue organizada el 8 de marzo/19 por la CONAM y la Asociación Mutual 12 de Enero de Trabajadores Pasteleros, Confiteros, Pizzeros, Heladeros, Alfajoreros y Servicios Rápidos en las instalaciones de su campo recreativo. Fue convocada una destacada especialista que habló sobre desigualdad y contó con la asistencia de Directivos de la Mutual, Silvia Villaverde Sec. General Sindicato de La Pampa y Patricia Noemi Escobar Secretaría de la Mujer y Flia. de la entidad.

Lic. Mónica Sladogna

Hay una sociedad del consumidor: soy lo que tengo, casa, auto, guardería, vacaciones.

En el 2001, el trueque comenzó con mujeres, ya no es la sociedad de los asalariados, es la de consumidores que sorprenden en términos de individualidad y mérito, “yo me lo merezco, yo me lo gané”. Hay ruptura de la solidaridad.

Desigualdad y Sociedad.

La desigualdad atraviesa toda la sociedad.

La respuesta que da un Estado de Bienestar, es inclusión con crecimiento de la economía y redistribución de la riqueza con inflación. Se puede solucionar con justicia social.

Comienza con el ajuste en escuelas, jardines, transportes, hospitales, cuidado de mayores, sin formalización del trabajo. Este ajuste impacta en las mujeres porque las lleva a la tarea del cuidado y al interior de los hogares. Si se retiran el Sindicato y el Estado, a las personas jubiladas las contienen las mujeres.

Las generaciones más jóvenes van avanzando, pero falta. Hay disputa de espacio de poder en las parejas, pero cuando hay desocupación, las mujeres proveen al hogar.

Hay un arquetipo de suegras, pero se ven muchas suegras cuidando a los nietos y nueras que cuidan a las suegras. Siempre se piensa en la mamá, hermana, amiga, para el cuidado y entonces no pueden acceder a los trabajos. El Estado es el que debe garantizar el espacio para el cuidado. El trabajo doméstico se tapa con amor, se debiera pagar la jubilación de la mujer en estos casos. Sino van a estar solas y sin ningún cuidado en el futuro. La esperanza de Justicia Social, está en las organizaciones.

El Sindicato es una estructura permanente de protección porque también representan a los que están fuera del trabajo formal. Las mujeres son las más débiles, los jóvenes también, pero crecen. Las mujeres sindicalistas están más atravesadas por la desigualdad que el resto de las mujeres. Hay que mantener espacios para las mujeres trabajadoras.

El ajuste en lo laboral es notorio, tanto que ya no hay un Ministerio de Trabajo.

El fin del trabajo en realidad es el fin del empleo, hay un llamado a la autonomía: “trabajá como vos quieras, cuando quieras”. Hay otros que son trabajadores de plataformas: estar a disposición cuando se lo necesite. Todo apunta a la autonomía, para que la estabilidad no tenga un valor positivo, cada uno es un empresario de su propia vida, y se lo califica de “emprendedor”. Esto no es del mundo sindical.

Algunas cifras

Nunca se generó tanta riqueza como en este momento, pero la distribución es muy desigual. Existe una distribución de riqueza en manos de pocos sin un Estado que controle y redistribuya.

Las mujeres somos el 51 % de la población, vivimos más, pero eso no significa que mejor. Es mejor que nos presten atención. Somos mayoría en la población, pero no en el trabajo formal. No se puede orientar políticas sin contar con las mujeres. Son 10 millones de trabajadores registrados y 4 millones sindicalizados, de los cuales 1.400.000 son mujeres.

Hay una ley de cupos en los partidos políticos y este año vamos a tener una ley de equidad, o sea mitad y mitad.

El 5% de los sindicatos está dirigido por mujeres. En sólo el 18% de los cargos están en funciones mujeres, de estas el 78% en cargos definidos para las mujeres por varones.

Estas son las cifras de la desigualdad, las mujeres se ven extrañas al movimiento sindical y a la política.

Para tener en cuenta

Hay que analizar también que:

  • En la Juventud hay varones y mujeres.
  • Hay desigualdad en las estructuras de las Organizaciones.
  • Diferencias entre las mismas mujeres.
  • Diferencias en hombres y mujeres por la inclinación sexual.
  • Las mujeres son machistas también.
  • Trabajar con otra mujer se considera competencia.
  • Para las mujeres es imposible que no haya lucha de poder.

Hay que construir la solidaridad

Esta realidad se ve en la Secretaría de la mujer y de la familia: si me matan a palos, el Sindicato no interviene, aunque es un tema de Derechos Humanos y debe ser contenida la violencia por el Sindicato y por el Estado. Si tengo que operarme el Sindicato ayuda. Sin embargo, se deja muy sola a la mujer, en temas de violencia.

Hay un pensamiento feminista que genera conflicto. Al principio sirve para fortalecerse, pero las relaciones sociales son mixtas y estamos insertas en un contexto social, que está alimentando el odio.

Colofón:

La ciencia ficción muestra el futuro señalando desigualdades. Habría que trasvasar de la vida cotidiana a la académica. Hay que trasvasar también de los mayores a los más jóvenes. Se generan bases de datos para futuras desigualdades, los cambios tecnológicos impactan en el mundo del trabajo sin contención.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Deja un comentario